lunes, 1 de febrero de 2016

Cry Baby (el lágrima) (1990) de John Waters



Wade Walker ''el lágrima'' (Johnny Depp)
Con mucho gusto voy a comentar esta obra maestra del despiporre. Como ya señalé en mi reseña de ''HairSpray'', considero a ''Cry Baby'' la mejor película de John Waters, toda una parodia con mucho salero del género musical (de claras referencias de ''Grease''), la cual además se convirtió en su, digamos, película más mainstream o comercial, gracias sobre todo a contar con la imagen de Johnny Depp coronando el reparto (aunque de aquélla todavía no era muy popular, ese mismo año saltaría ya a la palestra por su inolvidable performance en ''Eduardo manostijeras''). Bueno, ''Cry Baby'', un tanto en la línea de la anterior ''HairSpray'', saca un gran partido de sí misma en lo que son los números musicales. En sí la peli, como ya dije, es una parodia ironizada del género, pero por ello no deja de ser también un musical en sí. 

''El lágrima'' y su peculiar pandilla

Traci Lords hace un guiño a su pasado de actriz
porno y siempre sale con un notorio chupa chups
La peli está cojonudamente ambientada, como en la ya mencionada ''Grease'', la acción tiene lugar en los años 50 y tiene como prota al rebelde Wade Walker (Johnny Depp), al que todos apodan Cry Baby (españolizado ''el lágrima'') porque suele derramar una única lágrima por su mejillas en según qué ocasiones. El muchacho queda prendado de la niña rica y pija, Allison (Amy Locane), y viceversa y claro, surgirán los consabidos problemas inevitables a la hora de juntar dos especies de distintos mundos. La chica se dejará llevar por el alocado estilo de vida de él, y de su pandilla, a cual más friki y peculiar (entre ellos destacan la apodada ''Picadillo'' -cuyo rostro es inolvidable, más para mal que para bien- y la sexy Wanda -interpretada por la ex-actriz porno Traci Lords, la cual a sus escasos 20 años ya llevaba una buena carrera a sus espaldas, comien..., digo arrodillándose y no para rezar precisamente). La peli es divertidísima, tiene  ramalazos muy claros de ese irreverente sentido del humor que caracteriza a John Waters, pero sin pasarse a los estremos escatológicos y asquerosos de su cine inicial. Donde más se nota esto es en la composición de los personajes que componen la estampa que resulta ''Cry Baby'', todos con determinadas cualidades que los hacen ser muy estrambóticos y desmadrados (como siempre llevando la parodia al extremo). 

Breve aparición de Willem Dafoe

La ranciuquilla de Allison (Amy Locane)...
El film es enormemente ameno, enérgico, anárquico, transmite buen rollo y un indudable deseo por parte de sus realizadores de hacer pasar un buen rato al espectador. Desde bien pequeñito me gustó lo suficiente como para enmarcarlo en la lista de mis películas favoritas, recuerdo con gran cariño el momento ''Please, Mr. Jailer'' que aparte de contagiarme un ligero movimiento en la cadera sentadete en el sillón, también me trae a la mente excelentes y nostálgicos recuerdos. Por estos motivos siento gran afecto por ''Cry Baby'' es una de esas pelis de las que acabas amando hasta sus más insignificantes defectillos. Una joya que para mí resulta insustituible e imprescindible.   

...sufrirá una notoria transformación

No hay comentarios:

Publicar un comentario