lunes, 22 de febrero de 2016

Neon maniacs (1986) de Joseph Mangine



Peineta con toque muy retro
''Neon Maniacs'' es otro de esos entrañables subproductos de terror ochenteros destinados a su consumo a través del videoclub, o sea mala y mierdera, pero ciertamente nostálgica y con encanto. El film presenta una premisa ciertamente original, una docena de asesinos (de peculiar apariencia) se ocultan en un viejo almacén, a esperas de ser despertados y comenzar a cargarse a la peña por ahí. Estos asesinos son como una especie de espectros recogidos a través de una baraja de cartas (tipo las del tarot) y poseen un determinado atuendo y arma característica con la que irán despachando a la peña. El esquema a seguir posteriormente, será el de cualquier slasher, un grupo de adolescentes se convertirán en las víctimas predilectas de estos monstruos y por ende, también serán los que se enfrenten a ellos e intenten vencerlos. 

En medio de un concierto muy ochentero

''Huy, eso de que en boca cerrada no entran...''
''Neon maniacs'' posee una estética totalmente ochentera, lo cual mola (sobre todo si se es un acérrimo adorador de la década) y un buen puñado de efectos especiales y de maquillaje también muy made in 80's, detalles que como ya dije, la pueden convertir en una joyita de cierto valor para todo aquel adorador de la caspa retro. Lo que más destacaría es el aspecto de los monstruos, todos bastante llamativos y bien elaborados. Lo peor, es que resulta un tanto lenta, porque la acción tarda en arrancar y una vez ocurre es muy escueta y poco interesante. Además el film no saca provecho de sus posibilidades, tiene doce asesinos siniestros y acojonantes en su argumento y apenas se muestra ninguna muerte potente, es muy light y rancio (algo totalmente imperdonable), por no hablar del final; la forma en que vencen a estas criaturas sus protagonistas es de traca, muy ridícula, muy absurda. 

Los asesinos vienen al ataque

En resumidas cuentas, puede tener un pase como peli de entretenimiento para el que disfrute con este tipo de cine tan limitado, supongo que a una gran mayoría de peña le resultará cutre en exceso, descafeinado y falto de interés si se compara con la parafernalia digital de hoy en día. Pero bueno, para gustos los colores, hay que tener un alma contaminada por ese espíritu de los ochenta para verle algún atractivo a un producto como ''Neon maniacs'', y aún así difícilmente consigue raspar un aprobado, desde mi punto de vista. 

Uno de los terribles monstruos

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada