viernes, 5 de febrero de 2016

Puppet Master (1989) de David Schmoeller



El titiritero Andre Toulon (William Hickey)
Bueno, aquí tenemos un clasiquillo de auténtico culto de los ochenta, de nuevo con la productora Empire (experta en ofrecer proyectos del estilo) como propiciadora de la realización. Se ve que tras el éxito de films como ''Dolls'' y especialmente ''Muñeco diabólico'', se pusieron de moda eso de los muñecos vivientes asesinos y ''Puppet Master'' (apodada en español como ''El amo de las marionetas'') no sólo se apuntó al carro de dicha moda, sino que se convirtió en una de las más entrañables pelis hechas acerca de esa temática. El film va sobre un titiritero, Andre Toulon, que descubre una antiquísima fórmula egipcia y la usa con un grupete de muñecos que él mismo fabricó. El resultado será que éstos cobren vida y para más inri, que tengan muy pero que muy malas pulgas. Años después de la muerte de Toulon, unos psíquicos se reunen en la antigua mansión de éste par investigar acerca de él y bueno, básicamente se convertirán en el blanco de la ira de los muñecarros asesinos, a los que no les hace gracia que nadie meta las narices en los asuntos de su creador. 

¡Vaya peligro tienen estos muñequitos!

Breve aparición de la scream queen Barbara Crampton
(más tapadita que de costumbre)
A mí la peli siempre me moló un montón, es entretenida, tiene ese encanto de los ochenta característico y sobre todo, los muñecos mlavados protagonistas son una pasada. No sólo el diseño de todos resulta original y llamativo, sino que su realización en stop motion me parece una pasada, mucho mejor y más conseguida que muchas mierdas digitales de hoy en día. Además, también hay que destacar que no le falta mala leche y un toquecito de gore bastante agresivo nada desdeñable que contentará a los fans de esta temática (amén de los inevitables desnudos también marca de la casa en este tipo de producciones de la época). En definitiva es todo un clasicazo que ofrece todo lo que se puede esperar de él, a pesar de su bajo presupuesto, se le sabe sacar el suficiente partido y no por nada, a día de hoy ha generado un cierto estatus de culto, siendo la iniciadora de una saga propia (con secuelas más precarias en su mayoría).

Aquí la sangre no tardará en aflorar

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada