viernes, 26 de febrero de 2016

Oculus (el espejo del mal) (2013) de Mike Flanagan



Los dos hermanos protagonistas
En un principio este film me pareció de lo más interesante. Inicialmente parece plantear una trama que se intenta salir de lo manido y requetevisto dentro de los repetitivos fims sobre fantasmitas que dan por culo a la peña, pero a medida que va transcurriendo la historia, poco a poco va cayendo en los mismos clichés de siempre, recurre al susto facilón y en resumidas cuentas se acaba convirtiendo en más de lo mismo, sólo que con un envoltorio que intentase disimular a priori la premisa contada mil veces ya. ''Oculus'' nos cuenta como un par de hermanos huérfanos, traumatizados por la muerte de sus padres cuando eran niños (ahora son adolescentes), intentan rehacer sus vidas después de la tragedia, al menos a su manera. Mientras el chaval (el más cascadete mentalmente) quiere dejar toda la mierda atrás, la hermana está obsesionada con averiguar qué fue lo mató a sus padres y lo tiene bien claro, la culpa fue de un espejo que tenían en la casa cuando las muertes se produjeron. 

¿El espejo está maldito?

Este espejito no te va a decir quien es la más guapa
¿Qué le lleva a esa conclusión? Que el espejo está maldito y que arrastra la muerte y la desgracia a todos sus anteriores propietarios. Así pues, la nena quiere hacer un estudio exhaustivo del tema y decide filmar toda la investigación para probar que ella tiene razón. Pero no va a ser tan fácil, pues lo sobrenatural se las sabe todas y claro, los pobres hermanitos las pasarán más bien putas. A ver, la peli en líneas generales engancha con facilidad, como ya dije en un principio engancha pues no es tan mecánica como cabría esperar y es hasta por momentos, muy dinámica e interesante. Pero cuando ya lleva la mitad de su desarrollo, la cosa decae, empiezan a aparecer los fantasmitas de siempre y su arranque inicial tan prometedor acaba resultando un tanto plomizo y a todo aquél curtido un poquito en cine de terror, seguro que le parecerá monótona y poco (o nada) sorpresiva. En fin, una de tantas, se agradece el intento de ofrecer algo un poco ''distinto'' dentro del subgénero de terror sobrenatural, pero no deja de ser una peli que de suficiente no pasa. Nada destaca especialmente en ella y se olvida con suprema facilidad.

Jugar con lo sobrenatural sale caro

No hay comentarios:

Publicar un comentario