martes, 9 de febrero de 2016

Guerreros del espacio (1984) de Stewart Raffill



Entrañable maqueta
Parodia chunga, cutre, mediocre (y todos los aspectos negativos que se le puedan achacar) de films de aventuras espaciales, véase sin ir más lejos ''La guerra de las galaxias'', con algo del rollo ''Mad Max'' o ''Alien''. El espectáculo es bastante patatero; o sea, efectos especiales muy de andar por casa, maquillajes irrisorios, maquetas cantosísimas; vamos lo que viene a venir siendo una serie B de toda la vida. A su vez, el argumento pretende hacer un híbrido entre las pelis clásicas de piratas (muy típicas de los años 30 o 40) con las desarrolladas en el espacio (pudo haber influido bastante para la premisa de por ejemplo el futuro film animado ''El planeta del tesoro''). Lo que se puede destacar ante todo, es ese reconocible toque tan típicamente de los ochenta, los nostálgicos sabrán a lo que me refiero; ese toque entrañable que era primordial en la década, y que podía convertir hasta en meritoria cualquier basurilla de tres al cuarto. 

Los piratas del espacio en medio de una misión muy peligrosa

Ron Perlman y Anjelica Huston
De la historia, no hay mucho que contar, héroes contra villanos, una princesa peleona (muy Leia), robots con atuendos similares a drag queens, mucho cartón piedra, peleillas con rayos láser de característicos sonidos, humor tontaina, monstruitos, vuelos interestelares, vamos todo un popurrí de lo ya de por sí reconocible dentro del ampio mundo de imitaciones de films mayores de aventura y ciencia ficción (eso sí, como ya dije, todo muy precario). Mencionar la aparición de Anjelica Huston (hija del director John Huston), la cual se acabaría convirtiendo en la más popular del reparto, decir que al año siguiente ganaría un Oscar a la mejor actriz secundaria por ''El honor de los Prizzi'' y se consagraría como la inmortal Morticia en ''La familia Addams''. También podemos ver por ahí a Ron Perlman, futuro actor fetiche de Guillermo del Toro, reconocible por ponerle rostro a ''Hellboy''. En resumidas cuentas, la peli es una mierduca, soportable sólo por los más devotos admiradores de la caspa ochentera, siendo permisivo con ella y con sus limitaciones técnicas, pues puede ser meramente entretenida sin ningún tipo de pretensión; otra rareza bizarra como muchas otras.

En su planeta puede que fuese un bellezón

No hay comentarios:

Publicar un comentario