martes, 2 de febrero de 2016

Trenes rigurosamente vigilados (1966) de Jirí Menzel



El prota, Milos Hrma (Václav Neckár)
Pues hoy me ha dado por comentar uno de esos típicos bodriacos que a los intelectuales ''entendidos'' de cine, tanto les gusta alabar, sacando partido de un montón de memeces, para que sus argumentos los hagan parecer más listos que la mayoría de los mortales comunes. Estamos ante una película checoslovaca (pues sí, aunque hay a quien le pueda parecer paranormal, en los países del este también se exporta cine desde hace un porrón de años) ganadora de un Oscar a la mejor película de habla no inglesa y que se desarrolla durante la ocupación nazi. Este film nos cuenta la historia de un nene que trabaja en una estación de ferrocariles, bueno lo de contar es un decir porque en sí, no se nos narra nada verdaderamente interesante. La película es un coñazo, lo de la ocupación nazi es una simple subtrama que apenas se toca de tapadillo y todos los acontecimientos que se van sucediendo son tan banales que nada llega a interesar. La película es aburridísima, no aporta nada destacable, argumentalmente es vacía, sus intérpretes son fríos y en resumidas cuentas es la típica castaña pilonga que intentan venderte como cine para que degusten mentes privilegiadas (o de lo contrario eres algo así como un ser unicelular). 

Besito con la machorra de la churri

Este tipo tiene pájaros en la cabeza, literalmente
Yo digo bien alto y bien claro: ¡''Trenes rigurosamente vigilados!'' es un bodrio de tres pares de cojones. Curiosamente se llevó un Oscar, como ya dije, a la mejor película de habla no inglesa, se ve que estaba de moda el llamado movimiento ''Nueva ola checoslovaca'', época de finales de los sesenta en la que este país pareció ponerse de moda en lo relativo a realizar séptimo Arte (de ahí, por ejemplo salió Milos Forman, futuro oscarizado director de ''Alguien voló sobre el nido del cuco'' o ''Amadeus''), en la cual va englobada esa magna joya (que sí es verdaderamente) ''La tienda en la calle mayor'' (premiada con un Oscar el año anterior). ¿Méritos para semejante honor?, no se los veo por ninguna parte, es más es de esas películas que e mandado directamenta a la papelera de reciclaje de mi mente, porque no me provocó más que sopor. 

Hasta ellos mismos debieron de aburrirse mucho

No hay comentarios:

Publicar un comentario