viernes, 5 de febrero de 2016

El ático (1986) de David Schmoeller



El chiflado nazi, Karl Gunther (Klaus Kinski)
Un thriller de suspense de serie B que, inicialmente, promete más de lo que ofrece. Su producción corre a cuenta de la Empire Pictures, empresa popular en los ochenta responsable de emblemáticas pelis como ''Re-animator'' o ''Resonator'', y dirigida por David Schmoeller, el cual ya había tenido contacto con el género en ''Trampa para turistas'' y posteriormente volvería a hacerlo con la entrañable ''Puppet Master''. En el film lo que más destaca es el peculiar rostro de Klaus Kinski, haciendo de un antiguo nazi que ahora es propietario de un edificio de apartamentos, que alquila a unas chicas. Las inquilinas no sabrán que entre las paredes, este tipo las espía, puesto que tiene montado un más que complejo sistema de trampas y cachivaches, que riéte tú de Jigsaw. 

Ésta no tiene ni idea de que la están espiando

Así acaban los pobres inquilinos de Karl
La cuestión es que las pobres chicas irán cayendo presas sin proponérselo, mientras el lunático se divierte a sus anchas jodiendo al personal, para paliar su perturbada mente. El film destila bastante corrección técnica, una atmósfera inquietante y currada y una más que indudable correcta interpretación de Kinski (su físico también contribuye a ello). Sin embargo, no sé, a mí me pareció simple, soso, como que me faltó algo para convertirlo en mínimamente interesante. El tramo final me resultó rancio, sin alma, el ritmo también se me hizo un tanto pausado (muchos momentos de relleno y poca acción, salvo en pocas ocasiones). Como curiosidad para todo aquel fanático de la serie B ochentera, puede tener algún interés, pero poco más, la peli es muy poca cosa y es una lástima, porque la línea argumental molaba a priori. Con todo se reserva unas pocas escenas destacables, por su grafismo y violencia, pero tampoco eso hace que ''El ático'' sea recomendable. 

¡Qué escabroso!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada