jueves, 11 de diciembre de 2014

Depredador (1987) de John McTiernan

 


El mayor Dutch (siempre eficiente Schwarzenegger)
Es muy curioso, pero a pesar de que siempre me encantó Schwarzenegger (de niño era para mí, algo así como mi ídolo), y también siempre me molaron un huevo las pelis con monstruo incluído, "Depredador" nunca fue santo de mi devoción. Es verdad, reconozco que efectivamente es a día de hoy, un clásico de gran carisma, que encima ha salido beneficiado con el pasar del tiempo, pero sinceramente cuando la vi por primera vez, me decepcionó bastante y dicha sensación se ha visto intensificada en nuevos visionados que le he concedido. Bueno, como todo el mundo, más o menos sabrá, el film nos cuenta un argumento la mar de simple, eso sí, bastante efectivo que nos muestra una interesante mezcla entre un film de acción y aventuras, ambientado en plena jungla, y una monster movie de ciencia ficción. Tenemos a un grupo de mercenarios norteamericanos, capitaneados por el mayor Dutch (ese Schwarzenegger como molaba), que se adentran en plena jungla centroamericana para rescatar a unos desgraciados secuestrados por unos guerrilleros. 

El valiente escuadrón en medio de la jungla

¡Qué masacre!, ¡qué mala baba el responsable!
Pues bien, una vez metidos en el ajo, descubrirán que la guerrilla va a ser el menor de sus problemas, pues por el lugar campa a sus anchas un enemigo mucho más bestia, raudo y mortífero. Nuestro colega resulta ser un extraterrestre con aspecto de lagarto, complementado con un armamento la mar de avanzado (armadura que le permite volverse invisible y todo), que es un cazador nato y que se divierte mandando al otro barrio a todo el escuadrón, con la suma facilidad con la que se rascaría un callo. A partir de entonces, quedará una frenética lucha por sobrevivir. Pero bueno, ya sabemos que el "chuache" puede con todo, eso sí, pasándolas bien putas. Razones por las que "Depredador" no me moló precisamente. La primera, que todos sus personajes (a excepción del prota, el "chuache") me caían bastante gordos, en especial el subnormal del indio (Sonny Landham), el chulo de los cojones que se pasa todo el rato advirtiendo a la peña del peligro que corren estando en la jungla y que resulta ser el más idiota y memo de todos. 

Dutch con Dillon (Carl Weathers, Apollo Creek en "Rocky")

El gilipollas del indio (Sonny Landham)
Recuerdo haberme descojonado una y otra vez al presenciar la ridícula escena de su muerte, el tío se despoja de las armas (ahí todo valeroso) para enfrentarse cara a cara (como su fuese una pelea justa) con el depredador, ¡si hay que ser gilipollas!, y encima después de la turra que da acerca de lo muy mortífera que es esa bestia con la que se enfrentan, como aquél que sabe más que nadie. Lo lamentable es que para colmo de males, la muerte se produce fuera de cámara, ¡qué pena no haber visto como el bicho lo desmembraba! Detalles como este ridículo momento hacen en mí ver a "Depredador" como un film poco sólido y menos serio y currado de lo que se tiende a señalar que es. Tampoco favoreció a que me interesase la película, sobre todo cuando la vi de pequeño, el hecho de que el monstruo en sí, apareciese muy poquitas veces y que ni tan siquiera se le viese claramente en la mayoría de las ocasiones. Recuerdo que, por ejemplo, mantenía fresco el recuerdo (valga la redundancia) de haber visto "Aliens, el regreso" y de haberme quedado maravillado e impactado por el realismo y el grafismo de los monstruos y claro, yo hacía comparaciones con "Depredador" y ésta se me hacía más descafeinada, falta de garra, pues ¿cuándo coño iba a ver al puto monstruo que era lo que más me interesaba? 

Cuidado con el depredador

En el punto de mira
Si la hubiese visto siendo ya más mayor, quizás me hubiese parecido un acierto reservar la aparición esencial de la criatura al final del todo, pero bueno aún así creo que se la despoja demasiado tiempo del protagonismo que merece, pues sí es cierto que verla, lo que se dice verla claramente, se la ve muy poquito (en sí, hasta el final poca cosa). De hecho, me atrevo a decir que si no llega a ser por la aparición de Schwarzenegger, digan lo que digan, una máquina comercial inigualable en el momento y todo un estandarte del cine de acción con un presencia envidiable, y por el atractivo diseño del monstruo en cuestión (genial creación del maestro Stan Winston y su equipo), seguro que "Depredador" no hubiese contado con el arrollador éxito con el que contó, porque analizándola en frío, creo que es bastante poquita cosa y que poniéndola al lado de otras pelis del estilo, sale perdiendo claramente. Pero bueno, a pesar de todo, triunfó en taquilla y con el pasar de los años, la figura de "Depredador" ha sido víctima de cada basura fílmica que echando la vista atrás es digno reconocer los méritos de esta película original. 

Camuflándose del bicho

A destacar el genial combate final entre Schwarzenegger y la bestia, lo mejor de la peli sin dudas, la cuidada ambientación escénica del film, por supuesto, como ya he dicho, el diseño del monstruo (se luce lo suficiente para lo poco que es mostrado) y la siempre eficiente banda sonora de Alan Silvestri. En resumidas cuentas, aunque en lo personal nunca me emocionará demasiado, sí que considero que "Depredador" es una peli de visionado imprescindible para los amantes del fantástico, aunque no sea más que por lo mitiquísima que es.

¿A que es un primor?

*Como curiosidad: el que inicialmente fue escogido para ir camuflado dentro del disfraz del depredador, fue un por aquel entonces desconocido Jean Claude Van Damme. De hecho el diseño del monstruo era distinto y viendo las fotografías que quedan de las pruebas que se hicieron durante el rodaje, podemos dar gracias que se optara por cambiar la idea inicial de éste por el que a día de hoy permanece. 

La birria de disfraz original de Depredador, debajo iba Jean Claude Van Damme

*MI MOMENTO FAVORITO: el tenso enfrentamiento final, a vida o muerte, entre Dutch (Schwarzenegger) y el depredador.

Un duro rival para chuache

No hay comentarios:

Publicar un comentario