sábado, 6 de diciembre de 2014

El hombre de la pistola de oro (1974) de Guy Hamilton



Roger Moore vuelve a ser James Bond 007
Empezaba una etapa fructífera y gloriosa para la saga Bond, y es que después de los pequeños tropiezos con el problema de la elección de un rostro que sustituyese definitivamente a Sean Connery, a principios de los setenta, ese inconveniente fue paliado con la presencia de Roger Moore, quien permaneció en el papel durante más de una década. Durante este período, la saga de 007 mantuvo de manera inconmesurable sus niveles de popularidad y de rentabilidad en taquilla y, desde mi punto de vista, nos ofreció los mejores films del agente secreto británico. "El hombre de la pistola de oro" es sin duda una de mis pelis de Bond preferidas, tras el raruno comienzo de Moore como Bond tras la estrambótica "Vive y deja morir", este film estableció una serie de características que se harían afines al mundillo de 007 a partir de este momento. 
 
Francisco Scaramanga (Christopher Lee), el hombre de la pistola de oro

A hostia limpia en Bangkok
Lo primero que se recupera en este film, detalle obviado en la anterior, es un malvado con carisma, con garra, un genio del crimen con ciertas peculiaridades que lo hacen destacar de ser un simple villano de a pie como en la peli anterior de Bond, y qué mejor intérprete para hacer de un malvado milenario que el eterno Christopher Lee. Resulta que Lee era primo real de Ian Fleming, el creador de James Bond, y que además ya había sido requerido para haber interpretado al malvado Dr. No en el primer film de la saga, "Agente 007 contra el Dr. No", aunque en ese momento, no llegó a darse la posibilidad. Afortunadamente Lee acabó instaurado dentro del universo de 007, plasmando uno de los villanos con mayor carisma y más recordados de las pelis del espía. El malo en cuestión es Francisco Scaramanga, un asesino despiadado que liquida a sus víctimas con una pistola de oro (y su correspondiente balín dorado también), el cual retará a Bond a un peligroso juego del ratón y el gato, en una frenética persecución que llevará al agente secreto hasta Bangkok, donde tendrá que esquivar severos peligros, en compañía de su sensual colaboradora Mary Goodnight (la escultural sueca Britt Ekland). 

La agente Mary Goodnight (Britt Ekland), muy discretita

Maud Addams repetiría como chica Bond en "Octopussy"
Lo que deparará es una frenética aventura en la que no faltarán todo tipo de persecuciones, combates de artes marciales (al estilo de las pelis de Bruce Lee), disparos y hasta un duelo a muerte entre el propio Bond y su temible rival, acontecido en la isla privada en la que el segundo tiene su guarida. Ya lo he dicho, en mi opinión "El hombre de la pistola de oro" es una de las mejores aventuras del espía británico. Roger Moore me encanta con Bond, demuestra (como ya dije en el correspondiente comentario de la entrega anterior) la gran aportación de un toque muy personal al personaje, destacando ese cortes y sarcástico sentido del humor tan guasón, que para mí lo hacen más carismático que el Bond de Connery. 

A punto de iniciar el duelo a muerte

La curradísima escena del coche
A destacar una serie de curiosidades; la primera es que la chica que aquí hace de "villana", la guapísima Maud Addams, acabaría siendo la chica Bond protagonista en otra futura entrega de la saga, "Octopussy"; la segunda es que repite aparición Clifton James, como el graciosísimo sheriff Pepper que ha había hecho acto de presencia en "Vive y deja morir"; la tercera, comentar que fue la primera peli de Bond en la que se utilizó un trucaje hecho por ordenador para simular un efecto especial, en esa escena en la que Bond hace saltar un coche de un extremo a otro de un puente que estaba cortado (¡y muy bien les quedó); y la cuarta, hacer referencia al pequeñajo actor Herve Villechaize, el cual interpreta a Nick Nack, el esbirro del malvado Scaramanga, quien en nuestro país tuvo especial relevancia al haber protagonizado un sketch cómico junto a Javier Gurruchaga, en el que hacía una parodia del presidente (de aquélla) de España, Felipe González.

El cabroncete Nick Nack (Herve Villechaize)

*MI MOMENTO FAVORITO: esa frenética y un tanto disparatada persecución de Bond (Roger Moore), junto al acoplado sheriff Pepper (Clifton James), al malvado Scaramanga (Christopher Lee). 

A la caza de los malos

No hay comentarios:

Publicar un comentario