martes, 16 de diciembre de 2014

El quimérico inquilino (1976) de Roman Polanski



El prota, Trelkovsky (el propio Roman Polanski)...
No me considero un devoto del cine de Roman Polanski en absoluto, más que nada porque me parece, a pesar de la fama que tiene como excelente realizador, me parece un director muy irregular. Polanski igual te hace una obra maestra como "Repulsión" o "La semilla del diablo", como te calza un bodriaco de tres pares de narices como "Cul De Sac", "Piratas" o "La novena puerta". Su cine adolece de altibajos tan abismales que a mí no me seduce en líneas generales, aunque tenga películas realmente buenas. Aunque en mi humilde opinión su mayor mérito como director es el simple hecho de haber parido un gran film que marcó un antes y un después como es "La semilla del diablo" (de la cual bebe en cierto sentido la que nos ocupa). 

...sufre un miedo atroz en el edificio donde vive

Sus vecinos le inquietan
Polanski era un tipo con grandes ideas, con talento pero que en mi opinión divagó tanto, o se le fue la pinza, o tal vez se le subieron los humos, tanto, que a partir de su magna creación no ha hecho más que dar palos de ciego (sorprendiendo de vez en cuando con una buena película, véase "El pianista"). Pues bien, aquí está su pinchazo más absoluto, una bizarrada ridícula, que muchos aclaman como una pieza de culto, incluso como una obra maestra. Supongo que nadie se atreve a decir lo que verdaderamente es este truño infumable por el mero hecho de estar hecha por Polanski, pero a mí me da igual. Sin lugar a dudas es una de las películas con las que más me he aburrido en mi vida, he hecho grandes esfuerzos por no dormirme únicamente para ver si el final aclaraba algo. Pero nada. La película es una mierda, sinceramente es horrorosa, aburrida y sin pies ni cabeza, además curiosamente cuenta con buenos intérpretes (entre ellos las oscarizadas Jo Van Fleet, Shelley Winters y Lila Kedrova) que están espantosos, que sobreactúan y que resultan tan asqueantes como la propia historia. 

Eva Ionesco, la nena exhibicionista de esa mierda llamada  "Maladolescenza"

Hay quien compara esto con la magnífica "La semilla del diablo", que si por su atmósfera enfermiza, que si por la trama opresiva, que si hostias en vinagre, yo creo que eso resulta un sacrilegio tan vil como el hecho de comparar un film como "Lo que el viento se llevó" con cualquier bazofia de serie Z orquestada por la Troma, por ejemplo. En fin, lo repito es una auténtica mierda, camuflada con el apelativo de thriller psicológico intelectual, con diferencia la peor película de Polanski, casi empatada con "Cul De Sac", la cual también tiene su trago.

¿Acaso el tipo se estará volviendo loco?

No hay comentarios:

Publicar un comentario