miércoles, 10 de diciembre de 2014

Los chicos del maíz 3, la cosecha urbana (1995) de James D. R. Hickox



Los nenes del maíz siguen dando morcilla
Los niñatos asesinos del maíz y su todopoderoso dios, "el que camina detrás de la fila", se mudan a la gran ciudad. ¡Toma ya! Nueva secuela de la famosa "Los chicos del maíz" y nuevo bodrio infumable con el que torturar a la peña incauta a la que en su momento le picó la curiosidad de ver cómo se podía seguir estirando la historia de Stephen King. Debo decir que, por muy increíble que parezca, la sudafricana más guapa de la historia del cine comenzó su carrera con esta obra maestra de la cutrez y el despropósito. Sí, sí, una jovencísima Charlize Theron hacía su debut en el cine con este pedazo de mierda vergonzoso. La verdad es que la chica no destaca nada y hay que andar avispados para percatarse de su presencia, que en total no llegará a los 2 minutos de aparición, pero al menos es un detalle la mar de curioso saber que anduvo por ahí.

Por ahí andaba una jovencísima y desconocida Charlize Theron

¡Qué peligro tiene meterse con estos niñitos!
El resto, pues la verdad es que un grandísimo nada. Si todavía en la segunda parte se podía destacar alguna cosuca (siempre dentro de lo malo, repito) que la hacía tener cierta gracia, en esta tercera es que no hay absolutamente nada que resaltar. El film es malo, pero malo con ganas en todos sus aspectos, la historia es penosa, los actores abominables, la realización propia de cualquier telefilm de sobremesa digno de olvidar, por no hablar de sus efectos especiales, los cuales son capaces de herir la vista de los espectadores de lo tremendamente penosos y cutres que resultan (¡gran pena!, pues figura en este apartado el gran Screaming Mad George, autor de grandes trabajos para "Pesadilla en Elm Street 4" o "Society", que por lo que sea, no pudo lucirse todo lo que podría). O sea que ¡vaya cacao de película, madre mía! Como suele decirse es peor que pegarle a un padre. Pero no os lo perdáis, aquí no acabó la cosa y durante un período (hasta hoy en día) han seguido sacando nuevas e infames secuelas de "Los chicos del maíz" a cual más digna de ser coronada como la aberración más grande jamás mal parida en la historia del género de terror. En serio, ¡qué lástima lo que dio de sí el relato de Stephen King!

El que camina detrás de la fila está enfadado

No hay comentarios:

Publicar un comentario