martes, 27 de enero de 2015

Cobra, el brazo fuerte de la ley (1986) de George Pan Cosmatos



El durísimo Marion ''Cobra'' Cobretti (Sylvester Stallone)
Da igual la fuente que consultéis, de ''Cobra, el brazo fuerte de la ley'' no encontraréis ni un solo comentario positivo, con casi toda seguridad. Adjetivos como ''mala'', ''cutre'', ''chapucera'' o términos como ''simple'' o ''porquería'' serán los más habituales que los sabelotodo de los críticos experimentados les dedicarán a un film de estas características. No obstante, yo voy a ser muy tajante, a mí me gustó mucho, la disfruté hace años cuando la vi por primera vez siendo un crío y la sigo disfrutando en su justa medida en la actualidad, si se da el caso que la revise por algún motivo (habitualmente nostálgico). Y es que ''Cobra'', se diga lo que se diga, es ya un clásico de acción ochentero. A la cabeza tenemos a un Sylvester Stallone en su salsa, en la piel de Marion Cobretti (de ahí el apodo ''Cobra''), un duro policía que va erradicando el crimen, sin ni siquiera perder un característico fósforo que lleva sujeto en la boca. Ahora, será el encargado de proteger a una bella modelo, Ingrid (la gigantona danesa Brigitte Nielsen, la cual fue mujer del propio Stallone), ya que la persiguen los miembros de una sádica secta que se dedica a matar a todo el que encuentran, mediante crueles técnicas. 

El malo malísimo (Brian Thompson), ¿no hay más que verle el careto, no?

A este pobre no la salva ya nadie
El resultado es un film de acción sin pretensiones, entretenido y cuyo ritmo no decae en ningún momento. ''Cobra'' es, obviamente, una peli muy arraigada a su tiempo, por lo tanto no dejará de ser llamativa para todo aquél nostálgico de los ochenta, ya que posee un look muy característico de la década, a la par de una magnífica banda sonora que, por ende, posee los típicos sonidos típicos de la época, toque que ya de por sí la hace dignamente superior a las porquerías de acción que se estrenan hoy en día con más sobrecarga de efectos digitales bochornosos que otra cosa. Sin más ni más, ''Cobra'' es una peli para distraerse, quien pretenda curtirse con ñoña moralina filosófica que tire por otros derroteros, aquí no se engaña a nadie y el que esté concienciado de ello la sabrá apreciar en su justa medida. Con todo merecimiento obtuvo un gran éxito de taquilla lo que propició que se convirtiera en otra de las pelis más recordadas de su protagonista y es que repito, los actores de acción de este período estaban hechos de otra pasta, de ahí que el propio género se haya vuelvo proporcionalmente blandengue al número de canas que les han ido saliendo a estas viejas glorias.

Cobra protegiendo a Ingrid (Brigitte Nielsen,
quien se convertiría en mujer del propio Stallone)

*MI MOMENTO FAVORITO: ése en el que vemos a la sensual Ingrid (Brigitte Nielsen) haciendo un pase de modelos, más que nada recuerdo este momento concreto con nostalgia porque me encanta la canción que suena en dicho instante, ''ANGEL OF THE CITY'', ¡muy ochentera, cómo no!

¡Un poco ajustado!, ¿no?

2 comentarios:

  1. El tema "Angel of the city" es de un tal Robert Tepper, que también firma otro temazo en Rocky IV, No easy way out.

    GRANDES SECUENCIAS:

    El atracador dentro del hipermercado diciendole a Stallone: -"Yo soy el futuro!"
    Y el otro contesta: -"Tú eres la enfermedad, yo soy el remedio"

    Andy Robinson, el psicópata de Harry el sucio, hace aquí de policía moralista y ciertamente despreciable. Toda la peli se va metiendo con Cobra hasta que al final recibe un guantazo de aúpa. -"Sin rencores".

    El mejicano retirando el coche para que Cobra aparque su cacharro. Previamente le ha roto la camiseta y le dice que se vista bien. Jajaja

    Genial.

    ResponderEliminar
  2. veo que coincidimos plenamente, muchas gracias por comentar

    ResponderEliminar