domingo, 8 de noviembre de 2015

Cyborg (1989) de Albert Pyun


 
El clan de los villanos cabrones
Me encanta esta película, fue la que me descubrió la figura de Jean-Claude Van Damme, recuerdo que era bien pequeñito cuando me la compré en VHS en el Corte Inglés y que al verla pues me moló, de aquélla no te parabas a pensar si lo que observabas era cutre, simplemente te sentabas frente a la tele y disfrutabas. Y así entré en contacto con ''Cyborg'' una producción de serie B, bastante escueta en cuanto a medios (lo cual se nota bastante) que pretende unificar ''Mad Max 2'', con ''1997, rescate en Nueva York'' y otro tanto de ''Terminator''. El resultado, pues es bastante loable. Está claro que la película es muy precaria, pero no está para nada mal desempeñada, ni desarrollada. El director, Albert Pyun es experto en hacer este tipo de productos, pelis un tanto ''cutrecillas'' vamos a decir, de bajo presupuesto, pero sinceramente bastante curradas dentro de lo que ofrece. 

El héroe, Gibson Rickenbacker (Jean-Claude Van Damme)

Gibson con su familia
La historia se desarrolla en el siglo XXI, una plaga ha destruído casi por completo a la raza humana y las pocas personas que han logrado sobrevivir, llevan una existencia miserable, casi de indigentes. El tema es que aparece en escena una cyborg preciosa que posee el conocimiento para elaborar una cura que propicie un rayito de esperanza para lograr salvar algo de lo que queda de humanidad en la Tierra. Pero anda por ahí un clan de villanos cabrones, que la secuestran con la intención de ser ellos quienes dominen el mundo, éstos son violentos y muy salvajes. Afortunadamente también se encuentra el héroe de turno, un joven Jean-Claude Van Damme (el cual todavía no era muy conocido, a pesar de haber participado ya en alguna que otra peli de mamporros por doquier, véase sin ir más lejos ''Contacto sangriento''), el cual busca justicia porque precisamente los villanos, fueron los responsables de la cruenta muerte de su mujer e hijo (como al bueno de Mel Gibson en ''Mad Max'', de hecho el prota de ésta se llama Gibson, ¡claro homenaje!), el tío además es un máquina en eso del combate cuerpo a cuerpo y repartir hostias. 

La buena de la cyborg, Pearl (Dayle Haddon)

Cruenta crucifixión
El conjunto es una película muy entretenida y ciertamente entrañable, en lo personal como siempre digo, posee ese toque tan especial característico de los ochenta que a mí, personalmente, hace que me invada cierta nostalgia, encima me trae recuerdos de cuando la vi en la infancia lo cual le otorga más puntos a la hora de hacer que la disfrute con algo de cariño. Realmente, no me mola demasiado Van Damme, pero me atrevería a decir que ésta, de las pelis que ha hecho, es mi favorita. En resumidas cuentas, como explotación de la temática cine postapocalíptico futurista y cruce con cine de guantazos y peleas, está muy por encima de la media en comparación con otras producciones de serie B más cochambrosas.

El malo principal, Fender (Vincent Klyn), es un puto bestia

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada