viernes, 27 de noviembre de 2015

Last house in Istanbul (1974) de Osman F. Seden



La pobre familia atacada
Turquía fue un país que durante los setenta y parte de los ochenta, se lucró realizando explotaciones de películas de renombre, el caso que nos ocupa es nada más y nada menos que la copia chunga de ''La última casa a la izquierda'' de Wes Craven, film que se llevó la palma en cuanto a imitaciones se refiere dentro del terreno grindhouse en aquella época. ''Çirkin Dünya'', o como se llamó de manera más digamos, internacional, ''Last house in Istanbul'' (para que quedase más clara la referencia al film al que estaba explotando), cuenta pues con los cánones característicos de la exploitation setentera (películas con violaciones o asaltos por parte de los criminales de turno y posteriores venganzas por parte de las víctimas, convertidas en rabiosos agresores). Tenemos a un trío de delincuentes muy peligrosos que huyen de la justicia. Durante la escapada, se esconden en la casa de una familia y los toman como rehenes. Lo que conllevará será la correspondiente espiral de violencia y humillaciones a la que serán sometidos los pobres miembros de esta familia, por parte de los villanos. 
 
Acongojada por culpa del criminal

Para éste ya se acabó todo
Finalmente, será la madre quien se armará de coraje (cuando ya no tenga nada que perder), la que los ajusticie como es debido. El film pues es cutre, patatero, su realización deja mucho que desear, sus actores, sus efectos de maquillaje; todo es irremediablemente torpón y de paupérrima calidad, aunque mirándolo fríamente es algo lógico, estamos hablando de una peli de escasísimo presupuesto y de producción turca, los cuales nunca han destacado precisamente por exportar grandes joyas del séptimo arte. El film no es ni más ni menos que una bizarrada más, una curiosidad jugosa para los acérrimos amantes de la caspa. No cabe duda de que es como mínimo, será todo un desafío el hecho de localizarlo y visionarlo (ello conllevará la pertinente búsqueda por el universo cibernético, porque de otro modo encontrar esta obsoleta roñosidad, sería una misión imposible), y que los grandes frikis del subgénero, sería un esfuerzo que estarían dispuestos a desempeñar. Recuerdo que yo la descubrí debido a que alguien en un momento determinado colgó un enlace de descarga con la peli, en calidad decente subtitulada en castellano, en una determinada página de descargas, aunque claro, eso fue hace algún tiempo ya, con casi toda seguridad, dicho sitio web ya habrá sido desmantelado. 

La pobre madre y su desconsolado pequeñajo

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada