lunes, 9 de noviembre de 2015

Acorralado (1982) de Ted Kotcheff



El mítico John Rambo (Sylvester Stallone)
Bueno, hablar bien de un film con la figura de Rambo hace que a los más ilustres e intelectuales expertos en cine, se les abra una herida abierta con pus y todo. Pero bueno, no podemos negar que a pesar de las hostias que se llevó por parte de la crítica, en general, ''Acorralado'' se instauró como todo un clásico del cine de acción, por algo será también digo yo. Y es que si a Stallone ya le había tocado la lotería con su personaje de Rocky Balboa (en ''Rocky'', por supuesto), ahora volvió a tocar el cielo con otro de sus más míticos (por no decir el que más) personajes, el ex combatiente del Vietnam, John Rambo. A mí, especialmente no es que me encantase el film, pero claro es que lo he visto tantas veces y desde que era un crío, que si en la tele, que si alquilada en el videoclub (con aquella pedazo de caja del VHS que era más grande que mi cabeza, en aquel momento), que en cierto sentido Rambo era algo icónico, como Terminator, como Robocop, o como Freddy Krueger, han sido todos figuras que han estado presentes en mi cabeza desde siempre (entre otras muchísimas más). 

A Rambo le llueven los problemas sin buscarlos

Rambo torturado en Vietnam
Por lo tanto, pues algo de nostalgia me despierta, aunque ya he dicho que nunca me he matado por una peli de la saga ''Acorralado''. Debo decir que, desde mi punto de vista, estamos ante una cojonuda peli de acción, sí, como siempre comento a la hora de criticar una película, hay que tener en cuenta en qué género está incluída, sus características y su realización y en base a eso poder juzgarla en consecuencia. Criticar a mal una peli como ''Acorralado'' es de lo más sencillo para los puristas, los cuales no reconocerán nunca sus múltiples proezas, que las tiene. La historia va sobre un ex-soldado, el propio Rambo (Stallone), traumatizado por las torturas que vivió en Vietnam, que pasa por un aparentemente apacible pueblecito norteamericano para visitar a un ex-compañero, el cual resulta que ha fallecido (víctima además de letales consecuencias de la guerra). El tipo es pacífico y tranquilo, pero los lugareños de la zona le tocan las pelotas, sin medias tintas los polis (catetos y pueblerinos) lo tachan de un agitador y lo meten en la cárcel, donde encima, lo golpean y lo tratan como una piltrafa. 

Cuidado con meterse con Rambo

Huida desesperada
Eso desata la ira de Rambo, el cual les mete una buena paliza a sus maltratadores y acaba huyendo a lo profundo del bosque, donde como un animal, se convertirá en el objetivo de una prole enfurecida que quiere cazarlo. Eso sí, el tipo es un máquina, sabe sobrevivir en circunstancias muy precarias, es experto en camuflaje y es un crack a la hora de evadirse de sus perseguidores. ''Acorralado'' es un film adrenalítico, no hay un momento de calma, ni de relax, es acción constante y hay que decirlo bien claro, está cojonudamente filmado (aunque muchos se resistan a reconocerlo). Quiero hacer alusión a un par de críticas expertas (supuestamente lo es) sobre esta peli que se pueden apreciar reflejadas en cierta página web para ''expertos'' en cine, y contrarrestarla con mis propias impresiones las cuales, concuerdan con otro hábil usuario que eficientemente colgó un comentario en la misma página. Una de ellas dice lo siguiente:

"Rambo mata. Así dicho, puede parecer arcaico, pero el asunto da para poco más. Por lo demás, la primera piedra de una larga serie de adoquinazos"
(Luis Martínez: Diario El País)

Resulta curioso el detalle que relata ese buen señor que, seguramente no se vio la película (¡mandaría huevos!), porque lo que se dice matar, Rambo no mata a nadie en la película. Sí es cierto que es una máquina entrenada para matar y que por poder hacerlo podría, pero si nos damos buena cuenta de ello, Rambo es la presa, es el acorralado, él lucha por escapar y sobrevivir y a sus ''captores'' los hiere para defenderse, pero no acaba con ellos. ¿Banal exaltación del militarismo? Puede ser, dejo esos debates tan filosóficos a esas múltiples mentes ilustres que son superiores a la mía, que las hay a mogollón, yo me quedo con lo que se muestra en pantalla y esto es así. En cuanto a la otra crítica, dice lo siguiente:

"Una buena película de acción, rodada con firmeza, pero que encubre hábilmente un mensaje de lo más conservador"
(Miguel Ángel Palomo: Diario El País)

Rambo está cabreado
Vamos a ver, sí es cierto que todos somos libres de pensar y de asimilar cuanto se nos exponga delante, pero realmente me cuesta ver el hecho de que alguien pueda ver en ''Acorralado'', un mensaje conservador, cuando más bien yo creo que representa todo lo contrario. Es más el film ataca de lleno el conservadurismo, porque los enemigos del protagonista son precisamente unos conservadores a ultranza y además los responsables de todo el meollo y la problemática de la cinta. En fin, a cada cual con sus impresiones pero no puedo estar más en desacuerdo con dicho comentario, aunque sí apoyo la primera parte de la crítica. En fin, sin más ni más, estamos ante un clásico que, además deja bien clara su propia crítica hacia la guerra de Vietnam, como el país mandó a un puñado de personas a morir con honra y valentía y luego los convirtió en marginales vagabundos (como al pobre Rambo) con mentes destrozadas, una efectiva mezcla de survival (al estilo ''Defensa'', pero, aunque a muchos les parezca un sacrilegio, ésta mucho mejor, entretenida y frenética) con cine de acción puro y duro, entrenida y con imágenes deslumbrantes. Stallone no es un gran actor, pero se sale, no por nada su personaje ha calado hondo en el pensamiento colectivo. Es de esas películas que hay que ver al menos una vez, gusten más o menos, pero que cuya mitificación lo exigen.

El coronel Trautman (Richard Crenna), superior de Rambo

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada