jueves, 5 de noviembre de 2015

¿Quién la ha visto morir? (1972) de Aldo Lado


 
El prota, Franco Serpieri (George Lazenby, 007 en ''Al servicio
secreto de su majestad
''
) con su hija Roberta (Nicoleta Elmi)
El director Aldo Lado ya había sido responsable de un giallo tan brillantísimo como ''La corta noche de las muñecas de cristal'', y posteriormente lo fue de esa violenta exploitation de ''La última casa a la izquierda'' titulada ''Violación en el último tren de la noche'', así que podría decirse que tiene cierto nombre dentro de la industria italiana en el tramo de los setenta. Él mismo fue también responsable de este giallo que nos ocupa, eso sí, ''¿Quién la ha visto morir?'' me parece de todo menos brillante. Sin estar entre lo peorcito de lo llevado a cabo dentro del subgénero, dista mucho de ser una obra mínimamente interesante, sobre todo si se compara con otras joyas giallo infinitamente superiores. Y es que ''¿Quién la ha visto morir?'' peca de múltiples lacras que la perjudican seriamente, la primera de ellas es un guión bastante flojucho. 

El asesino preparado para matar

Tierna infante siendo asesinada
El film arranca bien, un peligroso psicópata se cobra la vida de dos niñas (¡terrible la muerte de dos inocentes infantes!), a raíz de ahí se iniciará la consiguiente investigación policial y el prota, el padre de una de las chiquillas muertas (el ex-Bond, George Lazenby -un actor bastante malo, la verdad-) comenzará a indagar por su cuenta para averiguar quien es el asesino. A su vez, el criminal irá matando a más peña por diversos motivos que, al final de todo, quedarán esclarecidos. Pero desgraciadamente, la trama se torna bastante absurda, la identidad del asesino se ''oculta'' de manera bastante torpe y en resumidas cuentas, la peli no consigue enganchar como otras del estilo mucho mejores. Los actores son excesivamente fríos y el final, aparte de previsible (cosa imperdonable en un giallo), resulta de tan hilarante, un tanto involuntariamente increíble (y por supuesto lo digo desde un punto de vista negativo). Un punto a destacar es la inquietante banda sonora del habitual Ennio Morricone, pero por lo demás poco más, la verdad es que en líneas generales es decepcionante.

El asesino ha pasado por ahí

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada