domingo, 30 de marzo de 2014

El ataque de los muertos sin ojos (1973) de Amando de Ossorio



El pueblo de Bouzano preparándose para la ejecución
 de los sádicos caballeros templarios (en la edad Media)
"La noche del terror ciego" se convirtió en un grandísimo éxito del cine de terror y fantástico de nuestro país. El film tuvo muy buena acogida en el extranjero y gracias a ello se acabó instaurando como un auténtico film de culto. Para mí, por las razones que ya expuse en su respectivo comentario, es una gran mierda, un film cutre y casposo in extremis, de guión lamentable y situaciones absurdas y ridículas. Aunque también es verdad, presentaba una historia, como mínimo interesante y un clan de villanos de presencia bastante aterradora. En sí, los cimientos del argumento de "La noche del terror ciego" no estaban del todo mal y con un tratamiento más acertado en cuanto a desarrollo del guión, personajes y demás, podía configurarse un film muy superior. Parece que su director, el gallego Amando de Ossorio, fue consciente de ello y decidió hacer retornar a los zombies templarios ciegos dos años después de haber realizado el film original. Y en esta ocasión estuvo infinitamente más acertado. "El ataque de los muertos sin ojos" es una película muy superior, en todos los aspectos, a "La noche del terror ciego". Aunque fue realizada dos años después de la otra, no se trata de una secuela, sino de una precuela, o sea que los hechos narrados en ésta, anteceden a los ocurridos en "La noche del terror ciego". Si digo que es un film superior a la original es, por varias razones.

Quemándoles los ojos a los caballeros templarios

El clan protagonista (Tony Kendall, Frank Braña, Esperanza
Roy y Fernando Sancho) en Bouzano en el siglo XX
La primera es porque posee un guión más trabajado, más elaborado y a mi modo de ver, más entretenido. El film arranca mostrándonos, en la edad Media, el sacrificio, a manos de una muchedumbre enfurecida, de los caballeros templarios que se convertirían posteriormente en los aterradores espectros calavéricos protagonistas, en Bouzano, el pequeño pueblo portugués donde se desarrollaba el primer film. En ese genial prólogo veremos como estos diabólicos hombres, son castigados a manos de los lugareños, por la realización de horribles rituales satánicos. Ellos antes de morir, juran regresar siglos después para destrozar el pueblo y todo atisbo de vida en él. Posteriormente serán cruelmente ejecutados, no sin antes, haberles quedamos a todos los ojos (de ahí que sean ciegos). Siglos después nos situamos de nuevo en el pueblo, pero como ya dije antes, la acción antecede a los hechos de "La noche del terror ciego", donde se mostraba a Bouzano como un lugar abandonado y medio derruido, considerado además maldito por la leyenda negra de los zombies templarios.

El mongólico jorobado (José Canalejas) a punto de hacer volver a los
malvados templarios mediante un sacrificio humano

No obstante, ahora vemos que todavía está habitado y además, se encuentran en plenas fiestas regionales. Pues bueno, resulta que uno de los habitantes es un jorobado deforme (José Canalejas), que se carga a una pobre chavala y le arranca el corazón. Esto en realidad forma parte de un ritual para devolver la vida a los perversos espectros de los caballeros templarios ejecutados en el pueblo, los cuales regresarán clamando venganza tal y como prometieron en vida. Así pues, harán una auténtica matanza en el lugar, quedando vivos un reducido grupo de personas que se verán obligados a confinarse en el interior de una iglesia, e intentarán defenderse del ejército de muertos vivientes que rondan el lugar (al estilo de "La noche de los muertos vivientes"). 

Los zombies templarios vuelven a cabalgar sobre Bouzano...

...y el pueblo les plantará cara...
Por lo tanto, veremos como el ambiente de terror es más marcado en esta segunda película. Se nota que el director se preocupó más por cuidar la atmósfera, que da verdaderamente mal rollo (no como en la primera, que había momentos tan absurdos que provocaban la risa involuntaria). Así mismo cuenta con mejores intérpretes, actores españoles míticos de la época como Esperanza Roy o Fernando Sancho, cumplirán bastante bien con sus respectivos roles. A destacar como curiosidad la presencia de Lone Fleming, quien fue la protagonista de la peli original, que aquí hace un papel distinto y más secundario (aunque también, a mi modo de ver, bastante menos cargante). El film, dentro de sus limitaciones, porque no olvidemos que contó con una muy modesta producción, está mucho mejor rodado y configurado en todos los aspectos. La realización es francamente efectiva y consigue por momentos, crear tensión, sobre todo debido a la relación entre los personajes humanos (que al igual que la peli de Romero), terminan siendo más miserables que los propios zombies. Además la peli no escatima en sangre y gore y posee escenas bastante fuertes (véase la nombrada escena de la extirpación del corazón del pecho de una joven durante un sacrificio).

...pero de poco servirá y empezará a correr la sangre

Francamente, considero a "El ataque de los muertos sin ojos", una muy buena película del cine de terror fantástico de nuestro país. Sí bien es cierto que debe su existencia al éxito de "La noche del terror ciego", pero vuelvo a insistir, ese primer film deja mucho que desear como producción de aceptable calidad, lo que indudablemente es esta segunda película (que en realidad antecede a la otra). Una película que se merece, de veras, la catalogación de culto, mucho más amena, entretenida y conseguida en todos los aspectos. Y lo mejor es que no hace falta ver la anterior para que ésta tenga sentido, puede ser igualmente disfrutable. Debido a su éxito, Amando de Ossorio siguió explotando la figura de sus zombies templarios ciegos y y llegó a hacer dos películas más con ellos como aterradores protagonistas (las cuales, para mí, no llegaron a alcanzar el nivel de ésta). 

Lone Fleming (prota de "La noche del terror ciego") en esta ocasión
no tendrá un final tan feliz

*MI MOMENTO FAVORITO: esa brutal escena, durante uno de los sacrificios perpretrados por los sádicos caballeros templarios, en la que le extraen el corazón del pecho a una pobre chica. 

El corazón partío

1 comentario:

  1. ¡Oh, que gran película! Soy MUY FAN de Ossorio y de su fantaterror cañí. A mi a diferencia de ti si que me gusta bastante "La noche del terror ciego" y esta secuela/precuela tambien me encanta. ¡Vivan los templarios! jejejeje

    ResponderEliminar