viernes, 21 de marzo de 2014

The French Connection (contra el imperio de la droga) (1971) de William Friedkin



El poli Jimmy Doyle (Gene Hackman, ganador del Oscar al mejor actor)
Me parece tan desmedido, pero tan desmedido que este film haya ganado 5 Oscars (incluso que entre ellos haya sido premiado a la mejor película). Vale que ya he dejado muy claro, en otros comentarios, que nunca uno se puede guiar por la concepción de premios que tenga determinada película, porque eso desde luego no significa que sea buena (en más de un caso, incluso me atrevería a decir que son incluso más malas que el veneno), pero es que en casos como éste, yo veo este otorgamiento como una vulgar y catastrófica estafa. Y es que, que se pueda llegar a vender este film como una supuesta obra maestra meritoria de tal prestigio, me parece una absoluta infamia. No le veo ningún mérito, la verdad. La dirección es de lo más normalita, podría asemejarse a cualquier película de Charles Bronson de la época o cualquier blaxploitation chunga del momento. 

El detective Buddy Russo (Roy Scheider, futuro prota de "Tiburón")

Los dos polis haciendo guardia
El argumento es una auténtica castaña; dos policías palurdos tras la pista de unos traficantes de drogas, se pasan todo el día haciendo el canelo, hay un par de persecuciones y al final todo termina sin que se le haya sacado el más mínimo partido a una historia, que como mínimo podía haber constituido un interesante film policíaco. He leído por ahí quien ha señalado que el film posee elementos dramáticos, debieron de aparecer los tramos en los que me entraba el sueño mientras la veía, porque la verdad, yo no me pispé de tal cosa. También he visto apuntado por algún que otro fulano de tal con arranques de sabelotodismo cinéfilo, que también se observan en el argumento el "excelente manejo" del suspense, a lo que yo preguntaría, ¿qué tendría entendido este señor por suspense?, porque el film carece de tal, no logra enganchar en ningún momento, no tiene emoción, es monótono, además es tan aburrido, que se hace tedioso. 

Antes de Pe y Bardem ya había españoles en Hollywood,
aquí el gallego Fernando Rey haciendo de villano

Y después de un letárgico aburrimiento,
nos muestran alguna que otra persecución
Y sin más, es que no le veo prácticamente nada destacable. Me parece insultante que William Friedkin haya sido premiado con el Oscar al mejor director por este truño y no por su magnífica y más que impecable labor por "El exorcista" dos años después, película que le pega cien mil patadas a este mojón. Prueba de ello es que a día de hoy "El exorcista" continúa siendo una de las películas más famosas y recordadas de la Historia, mientras que de esta cosa prácticamente nadie se acuerda. El tiempo le ha hecho mella justamente y se ha convertido en una de esas piezas caducas y obsoletas de la cinematografía. A su favor diré que me gustó la interpretación de Gene Hackman (no discutiré su Oscar porque cumple en su justa medida) y, bueno, cierta remontada hacia el final de la película, en el que por fin se dignan a mostrarnos un poquito de acción. Pero vamos, que el film tendrá muchos Oscars pero, para mí no deja de ser una de esas muchas mierdecillas más que sobrevaloradas, a las que afortunadamente el paso de los años ha puesto en su lugar.

Balazo por la retaguardia (¡vaya spoiler muestra el póster!)

No hay comentarios:

Publicar un comentario