sábado, 29 de marzo de 2014

Las muertes más injustas de los slashers



Bueno, como ya me he hartado se señalar otras veces, las pelis slashers, desde su configuración exacta aproximadamente a mediados-finales de los setenta, han estado repletas de personajes rematadamente idiotas, auténticos mandriles descerebrados, cuyas muertes a manos del asesino de turno, se muestran ante nuestros ojos como auténticos regalos. No obstante, también existen una serie de personajes, cuyos asesinatos, me parecen de lo más injusto. Personajes que al contrario que los que sí van pidiendo a gritos que los escabechinasen, poseen el suficiente carisma como para considerarlos entrañables y por lo tanto, dignos merecedores de un final más agradable del que finalmente, les deparó las páginas del guión correspondiente. 


#10. HELEN SHIVER (SARAH MICHELLE GELLAR)



Vale, sé que estaba cantado que esta chica iba a palmarla en "Sé lo que hicisteis el último verano" de 1997. Pero, sinceramente a mí me hubiese encantado que hubiese sobrevivido, por la mera cuestión de que en el fondo era un muy buena chica (aunque diese la imagen de arrogante y creída), porque además fue una muy escurridiza víctima y tuvo al psicópata del garfio de aquí para allá un buen rato y bueno, porque a mí me encantaba "Buffy, cazavampiros" y reconozco que admiraba mucho a Sarah Michelle Gellar, por ello siento su muerte en su justa medida. 


#9. CLEAR RIVERS (ALI LARTER)



Si hay algo que me fastidia profundamente, es que saquen en una secuela al superviviente de la película anterior, con la mera intención de mandarlo al otro barrio. Ése es el caso de Clear, la única superviviente del magno slasher sobrenatural "Destino final" del 2000, en la que consiguió engañar nada más y nada menos que a la misma Muerte (con mayúscula). Lamentable es que en "Destino final 2" de 2002, tenga una muerte tan hilarante como estúpida, puestos a eliminar a un personaje con semejante carisma, que hubiese andado más avispado, porque de lo contrario, como en este caso, te acaban aniquilando la esencia a la que nos había acostumbrado el personaje. 


#8. PAIGE PRESCOTT (DENISE RICHARDS)



He de reconocer, que no me esperaba para nada su muerte en "Un San Valentín de muerte" de 2001. A mí sinceramente, su personaje me caía muy bien, de hecho era el que más me gustaba de todo el elenco, era muy avispada, sarcástica, sexy y un pelín casquivana, pero sin rozar la zorrería vulgar (como por ejemplo Paris Hilton en "La casa de cera"). En fin, por lo que he leído por ahí su personaje ha creado muchos odios, por lo que los habrá que se alegren de su muerte en el film, pero yo rotundamente me lo tomo como una soberana decepción, apostaba por su supervivencia. 


#7. MARCIA (MARILYN KAGAN)



Pobrecita. Esta chica desde luego, no se merecía morir en "La iniciación" de 1984. A mí me pareció un personaje muy entrañable, es aparentemente la virgencita casta y pura (con todas las papeletas para sobrevivir), hasta que desvela (poco antes de morir) un perturbador secreto. A mí me pareció una grandísima injusticia que fuese asesinada, llegué a apiadarme de ella sin ninguna duda. 


#6. BECKY (TANYA ROBERTS)



En mi modesta opinión, esta preciosidad debería de haber sido la "final girl" en el irregular slasher "Trampa para turistas" de 1979. Realmente, también me pilló de auténtica sorpresa (y disgusto) su repentina muerte. Por ser en sí, el único personaje que me gustaba de todos los que aparecen, por esas curvas de infarto y esos ojazos, mi interés por la película se desvaneció cuando exhaló su último aliento. ¡Una pena!


#5. RACHEL CARRUTHERS (ELLIE CORNELL)



Y volvemos con esa ridícula manía de matar en una secuela, a un personaje memorable superviviente de la película antecesora. En este caso nos topamos con la dignísima heroína de "Halloween 4, el regreso de Michael Myers" de 1988. Rachel había sido una excelente oponente del asesino Michael Myers, y para mí, una grandiosa sustituta del personaje de Laurie Strode (Jamie Lee Curtis). Lamentablemente, a los ceporros guionistas de "Halloween 5, la venganza de Michael Myers" de 1989, no se les ocurrió otra idea más estúpida, que eliminar su personaje. Para colmo, Rachel muere prácticamente al principio de la película (craso error, porque podría haber dado mucho más juego) y para más colmo tiene una muerte muy poco digna de la heroína avispada y peleona que había encarnado en la secuela anterior. ¡Grandísima pifia!


#4. NANCY THOMPSON (HEATHER LANGENKAMP)



La estupenda combatiente del mismísimo Freddy Krueger en "Pesadilla en Elm Street" de 1984, volvió a enfrentarse al asesino de las cuchillas en "Pesadilla en Elm Street 3, guerreros de los sueños" de 1987, aunque desgraciadamente, esta vez no salió tan bien parada. Hay que decir que, aún lamentando mucho el fin de su personaje, Nancy sí, por así decirlo, tiene una muerte a la altura de la grandiosa heroína que demostró ser en ambas películas de la saga. Al contrario que en el caso anterior, Nancy perecerá sí, pero sin dejar de luchar y sin desistir en plantarle cara a Freddy, como toda una valiente. Al menos además, también nos quedó el consuelo de que la misma actriz retomó su rol de némesis de Freddy en "La nueva pesadilla de Wes Craven" en 1994, así que por así decirlo la muerte de Nancy, aún siendo injusta, pues a mí personalmente me "duele" menos.


#3. RANDY MEEKS (JAMIE KENNEDY)



El único varón de la lista es este grandísimo y encantador cinéfilo que terminó pereciendo a manos (o mejor dicho a cuchillo) de Ghostface en "Scream 2" de 1997. Para mí resultó una sorpresa muy desagradable, puesto que en la primera parte (donde resultó superviviente), me pareció un excelente personaje que daba muchísimo juego a la película, además nadie como él explicó las reglas para sobrevivir a una peli de terror, que por lo que se ve, a él no terminaron sirviéndole de mucho. Me parece una gran pena que lo eliminasen, porque aparte de caerme realmente bien, creo que podía haber dado más de sí. De hecho incluso le reservan un cameo póstumo en "Scream 3" del 2000. 


#2. LAURIE STRODE (JAMIE LEE CURTIS)



No sé a qué grandísimo hijo de batracio, se le pudo ocurrir la idea de escribir un final semejante para una de las más grandes y excelentes heroínas del terror. En mi vida me pude llegar a imaginar, hasta que vi la mierda de "Halloween, resurrección" de 2002, que la gran Laurie Strode pudiese llegar a acabar presa de su diabólico hermano Michael Myers, después de haber conseguido sobrevivir tantas veces a su cuchillo. Lamentablemente así fue y el prólogo de la espantosa octava parte de "Halloween" nos muestran como vilmente, es abatida por el Mal al que tanto esfuerzo le había costado plantar cara durante más de 20 años. Muy mal también por Jamie Lee Curtis por haberse prestado a ello (pero claro, un cheque es un cheque).


#1. ALICE HARDY (ADRIENNE KING)



Si ha existido una muerte, que me llegase a doler a tal nivel como la de la propia Laurie, ésa fue la de mi encantadora Alice, la dignísima superviviente de la primera "Viernes 13" de 1980. "Viernes 13, parte 2" en 1981, arrancó con un asquerosísimo prólogo en la que nos muestran como Jason Voorhees se estrenó acabando con la vida de la "asesina" de su madre. Vuelvo a decir que me parece lamentable que nos maten en una secuela a la superviviente de la anterior, ¿por qué semejante mazazo?, ¿por qué hacerle eso a un personaje que sudó la gota gorda para sobrevivir?, ¿por qué encima eliminarlo con una muerte tan abrupta y tan absurda? La pobre Alice no tuvo ni la más mínima ocasión de defenderse, vamos, que me parece una absoluta cerdada.

1 comentario:

  1. Tomillo te felicito por el artículo ¡Me ha encantado! Muy interesante, estoy bastante de acuerdo contigo. Sobre todo con la de Rachel Carruthers ¡Esa me dolió especialmente!

    ResponderEliminar