martes, 18 de marzo de 2014

Los personajes masculinos más insoportables de los slashers



Como bien sabe todo conocedor del género de terror, se denominan slashers a esas películas que se caracterizan por la presencia de un grupo de personajes (generalmente jovencitos) que se convierten en carnaza asegurada para un violento psicópata que los irá despachando a gusto, mediante sangrientas técnicas. Desde aproximadamente finales de los setenta (desde la aparición de "La noche de Halloween") hasta hoy en día, ha sido mucha la hemoglobina derramada en la pantalla a lo largo de una extensísima lista de films slashers y por ende, han sido muchos los personajes que se han encontrado su muerte (cinéfila). Aquí expongo, desde mi punto de vista, 10 de los personajes, del sexo masculino, más irritantes que han otorgado su presencia en el subgénero, y cuyas muertes se mostraron ante mis ojos, como un auténtico placer culpable. 


#10. ANDY (PETER MALOF)


A este papanatas podemos verlo en "La iniciación" de 1984, un slasher que incluye una novatada, de las típicas ideadas por las retardadas fraternidades universitarias, a unas jovencitas, que deben pasar una noche entera dentro de un inmenso centro comercial. Andy es el novio de la supervisora jefa de la fraternidad, es un ceporro al que ella maneja a su antojo, y por orden de la misma, será el encargado de asustar a las novatas durante el rito de iniciación. Afortunadamente, no tardará mucho en ser despachado de un hachazo en toda la jeta, por el asesino de turno que pulula por el lugar. 


#9. HOWARD LANDERS (ALF HUMPHREYS)


Se dice que en todos los grupitos tiene que haber un tonto, pues bien, Howard es sin lugar a dudas el tonto del grupito de chavalucos que se convierten en el objetivo del minero psicópata Harry Warden en "San Valentín sangriento" de 1981. Howard es el típico personaje que estás deseando que muera desde su primera aparición, ya que es un auténtico payaso, todo el rato hace bromas macabras para provocar las risas del resto de sus colegas. Eso sí, llegado el mayor momento de tensión también descubriremos que es el más cobarde y como tal esconde el rabito, aunque afortunadamente eso no le salvará y acabará perdiendo, literalmente, la cabeza. 


#8. LOU (DAVID MUCCI)


Este marsupial descerebrado nos dio el gusto de verlo morir en "Noche de graduación" de 1980. Se trata de un rufián con mierda por cerebro que para conquistar a la reina del baile (interpretada por Jamie Lee Curtis), la cual no le hace ni puñetero caso (y con razón), no se le ocurre otra cosa que aliarse con la mortal enemiga de ella, para hacerle una jugarreta durante la típica coronación del acto. Eso sí, el pobre (y es un decir), acabará con la corona sobre su coco, aunque sin cabeza sobre sus hombros. 


#7. BARRY COX (RYAN PHILLIPPE)


Este Don Juan se cree que por ser monillo y tener musculitos y pasta, puede ser más que nadie. Este engreído gilipollas fue el principal responsable del atropello del psicópata Ben Willis en "Sé lo que hicisteis el último verano", además del autor de la idea de tirar posteriormente su supuesto cadáver al mar. Afortunadamente también será uno de los que en más profundidad reciba la cruda venganza del damnificado, que lo dejará con más agujeros que un colador, con su afilado garfio. 


#6. TYRELL (MEKHI PHIFER)


Siempre lo he considerado la versión "negra" del anterior, pero, aunque parezca mentira, es todavía más gilipollas. A este subnormal engreído también tendremos el privilegio de verlo perecer a merced del garfio del pescador psicópata Ben Willis en "Aún sé lo que hicisteis el último verano", la lástima es que tarda mucho en morir, se habría agradecido que lo hubiesen quitado antes de la pantalla porque oírlo ladrar tanto minutaje llega a resultar verdaderamente insoportable.  


#5. BUDD (LEO ROSSI)


Una de las víctimas más agradecidas de Michael Myers. Budd es uno de los paramédicos que traslada a la desdichada Laurie (Jamie Lee Curtis) al hospital en "Halloween 2" de 1981, donde el asesino enmascarado llevará a cabo una buena matanza. Este tipo es verdaderamente odioso, no sólo es más feo que picio, sino que encima se las da de guaperas irresistible y de manera incomprensible, se liga a una enfermera buenorra, la cual compartirá muerte violenta con él en una sala de hidroterapia. La verdad el estrangulamiento al que lo somete Myers nos da el gusto de quitárnoslo de en medio, pero yo habría agradecido que se hubiese ensañado un cacho más con este memo. 


#4. SHELTON (TRAVIS FINE)


El cadete general Shelton, es uno de los mamonazos que le hará la vida imposible al pobre Andy Barclay en la academia militar Kent en "Muñeco diabólico 3". Andy no tendrá bastante con el trauma de haberse enfrentado al perverso Chucky, sino que encima tendrá que lidiar con las humillaciones a las que Shelton le someterá. Afortunadamente a cada cerdo le llega su San Martín y no tardará en aparecer el muñeco más mortífero del celuloide para ajustarle las cuentas a este grandísimo payaso. 


#3. GLAZER (LARRY JOSHUA)


Glazer no sólo es subnormal rematado, creído, y con un coeficiente intelectual digno de un mandril descerebrado, también es un matón y un abusón. Razones de sobra para considerarlo el personaje más odiado del campamento Stonewater en "La quema" de 1981. Pero una acampada mortal, se llevará el último aliento de Glazer, bueno eso y las afiladas tijeras del mortífero asesino desfigurado Cropsy, con las que le atravesará el pescuezo. 


#2. PETER (DAVID BRANDON) 


Desde Italia llegó una joyita slasher llamada "Aquarius" en 1987, ambientada en un teatro, donde un grupito de actores ensaya una obra. El director de la misma es este soberano tirano, un tipejo miserable que se cree con derecho a pisar a cualquiera, porque él es la autoridad y el mandamás. Gratamente al señoritingo éste, le espera una brutal muerte a manos del psicópata Irving Wallace, que enfosado en un disfraz de búho, irá mandando a todo bicho viviente dentro del teatro, al otro mundo. 


#1. TED (STU CHARNO) 


Algo lamentable es que en "Viernes 13, parte 2" de 1981, la cual supuso el debut como asesino del mismísimo Jason Voorhees, no se le diese muerte a este grandísimo palurdo. Ted es con diferencia el tipo más insoportable del campamento de Crystal Lake, y en mi opinión además, el más intragable de todo el universo slasher. Desgraciadamente, me quedé con las ganas de verlo atravesado con una lanza, o partido en dos, porque para colmo, resulta ser uno de los supervivientes de la cinta. ¿En qué estaban pensando los señores guionistas para no habernos obsequiado con una mortaja de categoría para este imbécil? 

1 comentario:

  1. ¡Buen trabajo Tomi! Me gusta mucho el artículo y en general estoy totalmente de acuerdo contigo. Sobre todo en que el larguirucho de "Viernes 13 2ª parte" debería haber tenido una muerte horrible porque su cansina presencia justifica el asesinato jajajaja

    ResponderEliminar