martes, 10 de marzo de 2015

Furtivos (1975) de José Luis Borau



El monstruo de Lola Gaos, un ser que
ya da grima sólo mirándolo a la cara
Decía una canción bien antigua, me parece que la cantaba Rafael Farina, ''Maldita sea la mano que mata a un perro'', pues bien, dicha sentencia no me puede parecer más certera y aquí quiero aplicarla refiriéndome a esta película. ''Furtivos'', allá donde se indague y se busque información sobre la misma, aparecerá reseñada como una gran película de nuestro cine, representante de una etapa de transición (pues su estreno coincidió con la muerte de Franco) y siempre, habitualmente, se destaca en ella la prodigiosa labor de su director José Luis Borau, y sobre todo, la excelente interpretación de su actriz principal (ese ser que mete miedo al mismo Demonio), Lola Gaos. De antemano, debo decir que no voy a hacer una crítica de la película en sí, pues reconozco que, ni tan siquiera acabé de verla, cierto espectáculo bochornoso ocurrido en ella, hizo que automáticamente me dejara de interesar y todas sus posibles virtudes (ya sean técnicas, interpretativas y demás) se quedasen irremediablemente anuladas ante mis ojos. 

Lola Gaos con José Luis Borau, que alguien rece
una oración por el alma estos dos ''angelitos''

Ahí potenciando el destape
Hay una escena concreta en el film en el que el personaje de Lola Gaos mata a palos a un pobre perro que está encadenado. ¿Ficción? No señoras y señores, la actriz realmente mata a palos al animal, profiriéndole una muerte agónica, exenta de efectos especiales ni ningún trucaje. Llamadme idiota, descerebrado y demás sinónimos que muchos me han otorgado por declararme enemigo del maltrato hacia los animales, pero a mí esto me asquea profundamente. No seré yo quien arremeta contra Lola Gaos (al fin y al cabo, el tiempo se encargó de darle su castigo, murió de un agónico cáncer, sola y arruinada) ni contra Borau (el cual también pasó a mejor vida), lo veo innecesario ya puestos, pero sí quiero dejar constancia nuevamente de lo mucho que me repugna que para hacer cine, lo cual es un arte, se tenga que recurrir a un hecho tan lamentable como matar a un ser vivo de forma cruda y real, y menos de forma tan gratuita como se hace en ''Furtivos''

¡Una estampa ''preciosa''!

Aquí la ''respetable'' señora pimplándose a gusto
para protagonizar el lamentable momento snuff del film
He comprobado horrorizado como en muchos lugares se siguen resaltando las virtudes de este film (con todo respeto a los gustos de todo el mundo, por supuesto), y sobre todo se encumbra la labor de Lola Gaos, sin reparar en el hecho tan despreciable que sin ningún tapujo llegó a cometer, y eso me asusta y me deja perplejo. ¿Soy muy sensible yo o la Humanidad es en realidad muy deshumanizada? Yo, con toda sinceridad, en mi vida podré dedicarle una buena palabra a esta señora como tampoco podré dedicárselo a cualquier otro lunático (porque para mí son lunáticos) maltratador y asesino de animales, por mucho que se señale su presencia como mítica dentro del cine español. Tampoco podré hacer lo propio con esta película, podrá ser una pieza fundamental de la transición de nuestro país (¡menuda transición, con apología de crueldad animal de por medio!), pero en mi vida seré capaz de reconocerle una simple virtud por el panorama tan atroz y lamentable que presenta. Y quien quiera que me llame loco o gilipollas, si declarar mi asco por un acto tan cruel como el aquí presente me convierte en un gilipollas, pues me declaro el más gilipollas del mundo.

¡Muy sexy, ni la Pataki vamos!

3 comentarios:

  1. Lola Gaos es a la belleza lo que Jackie Chan al cine.
    O sea, un espanto.
    No he visto esta peli pero a pesar de tu crítica furibunda (y del maltrato animal) me ha entrado curiosidad.

    ResponderEliminar
  2. ¡cómo lo siento! mi intención era toda la contraria a potenciar que alguien se pudiese interesar por esta película, :(

    ResponderEliminar
  3. Por un lado me ha dado curiosidad de ver esta peli completa, pero por el otro no creo que pase despues de la escena de la matanza del perro. En serio no han podido hacerlo con efectos especiales, maquillaje, muñecos de plastico.

    ResponderEliminar