jueves, 3 de diciembre de 2015

1984 (1956) de Michael Anderson



Al Partido no se le protesta...
Me ha sorprendido realmente este film, desgraciadamente un tanto obsoleto. No he tenido la ocasión de leer la novela de George Orwell, por lo que no puedo juzgar si su adaptación es fiel o no, pero como obra cinematográfica me ha parecido fantástica. Siempre me impresionó como su creador Orwell, imaginó a finales de los años cuarenta (cuando escribió la novela) una visión futura de un aparato opresor que vigila constantemente, denominado el Gran Hermano, como algo enmarcado dentro de la ciencia ficción, antecediéndose a algo que acabaría formando parte de la realidad, a día de hoy estamos constantemente vigilados, cámaras, ordenadores, chips, etc., y me atrevería a decir que no tan alejados del totalitarismo que expone la propia historia (por desgracia hay países que permanecen sumidos en un mundo de terror parecido, a consecuencia de un órgano que los oprime). La película representa muy bien ese mundo caótico, situando la acción en el Londres del año que refleja el título. 

...pobre del incauto que se atreva a ello

A estos insensatos sólo se les ocurre enamorarse
La libertad de pensamiento está prohibida, el sexo es un delito y todos sin excepciones al Partido. En este panorama en el que el Gran Hermano vigila todo, nuestros protagonistas (Edmond O'Brien y Jan Sterling) se enamoran y ello constituirá un acto criminal (aparte del de pensar), por el que pagarán caras las consecuencias. La película está muy bien desarrollada y realizada por Michael Anderson (director de otros clásicos como ''La vuelta al mundo en 80 días'' o ''La fuga de Logan''). Los actores son excelentes (Edmond O'Brien, Michael Redgrave, Donald Pleasence,...), la puesta en escena resulta magnífica con buenísimos decorados y una estructura narrativa comprensible, amena y llevadera, todo bien enmarcado dentro de una historia arrebatadora. Sin lugar a dudas me parece mucho mejor que la futura y más conocida versión de "1984" del propio año 1984. Lo peor de todo es que es un film muy desconocido y que se merecería más popularidad y reconocimiento, de hecho en España ni llegó a distribuirse ni a doblarse como tal, lo cual conllevará a que muchos la ignoren de mala manera.

No hay que pensar, sólo obedecer

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada