miércoles, 9 de diciembre de 2015

Autostop sangriento (1977) de Pasquale Festa Campanile



El matrimonio (Franco Nero y Corinne Cléry)
secuestrados por el psicópata (David Hess)
Una cutrada de tres pares de narices, una cinta sexploitation italiana como muchas otras que aparecieron durante los años setenta. En esencia podríamos describir a ''Autostop sangriento'' (¡ojo!, que en España se estrenó inicialmente como ''El cínico y la casada'', seguro que para venderla como una peli del destape para su explotación comercial) como una road movie, repleta de sexo y toquecitos de violencia macarra. Un sólo trío de personajes componen la historia, el maridito frustrado (Franco Nero), la esposa putona y exhibicionista (Corinne Cléry, prota de la peli erótica ''Historia de O'') y el villano palurdo con claros caracteres de violador (no podía ser otro que David Hess, el criminal Krug de ''La última casa a la izquierda''), el espacio donde se desarrolla la acción; el coche del matrimonio y los sucesos acontecidos; el matrimonio en cuestión secuestrados por el malo maloso, que huye de la poli con un botín robado y los utiliza para llegar a la frontera de México, sometiendo así a la parejita a un jueguecito muy suvidito de tono, en el que no faltarán humillaciones, escarceos sexuales y algo de violencia gratuita. 

Humillada, vejada, utilizada

La peli me pareció un coñazo, es monótona, aburrida, sobre todo debido a la restricción de los elementos que la componen y su nula capacidad de explotación de los mismos para que resulte algo interesante. Decir que además, se distribuyó una versión en España con el final censurado, aunque realmente el desenlace de la peli íntegra me parece tan malo y tan ridículo como el propio que emitieron en nuestro país y es que el film, fuese como fuese, no daba para mucho, es un churro se mire por donde se mire; una bizarrada grindhouse chunga, barata y mala.

Hora de ajustar cuentas

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada