jueves, 17 de diciembre de 2015

Chicas malas (2004) de Mark Waters



La joven Cady (Lindsay Lohan) intenta
adaptarse a su nueva vida en el instituto
Seguramente no exista una película que represente mejor el universo estudiantil y que a la vez sepa burlarse de él e ironizarlo de una forma tan inteligente como ''Chicas malas''. Toda una caricatura del universo juvenil llena de mofa inteligente, la mejor forma de convertir una pesadilla (la vida en el insti lo es) en un auténtico chiste que sigue haciendo gracia una década después de ser concebida. Con este film Lindsay Lohan se ganó al público, un taquillazo la amparó nuevamente tras ''Ponte en mi lugar'' y de pronto se vio convertida en la estrella adolescente del momento y la verdad, talento no le faltaba porque la chica compone un personaje la mar de empático y que invita a la reflexión. Ella es Cady Heron una chica ingenua e inocente que comienza una nueva vida en un nuevo instituto y con un montón de gente nueva que se transformarán en su entorno diario, ¡toda una pesadilla que todos hemos vivido en nuestras carnes! Allí irá siendo testigo de las múltiples tribus que componen este nuevo mundo para ella. 

Adentrándose en el mundo de las ''Divinas''

Chismorreos en línea
De pronto ella se convierte en el cebo para tenderle una trampa a la chica guay del lugar, Regina George (genuina también Rachel McAdams, que ese mismo año sería la prota de ''El diario de Noa''), la reina mala que crea tendencia y que todos le hacen reverencias al pasar y nadie le tose. Lo que empieza como un juego sin importancia irá tomando caminos la mar de difusos, llenos de enredos, desengaños de todo tipo y peleas, muchas peleas en una jungla repleta de adolescentes, ¿qué mayor peligro puede existir? En fin, ''Chicas malas'' es una película genial, como comedia, de verdad, es única, sabe sacar humor negro de cualquier entresijo, es desvergonzada pero sin pasarse, tiene clase, tiene estilo, es un film redondo para pasar una tarde desternillante en el sofá, tanto si se es adolescente como si ya se tienen unos cuantos años más y se ha pasado, por ende, la adolescencia. 

Regina (Rachel McAdams) ha cogido unos cuantos kilitos

Considero que es de las mejores películas de temática juvenil que se han hecho nunca, posee incluso una valiosa moraleja, ante todo; hay que ser uno mismo y si te van a querer, te querran como tal, al fin y al cabo lo artificial acaba cansando y lo natural prevaleciendo. ¡Magna, en serio digo que es un film imprescindible! Mucho mejor de lo que puede parecer a simple vista.

Bailecito navideño de las ''Divinas''

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada