miércoles, 30 de diciembre de 2015

El señor de los anillos, la comunidad del anillo (2001) de Peter Jackson



¡Anda que la de guerra que va a dar el anillito de la porra!
Bueno, tuvieron que pasar varias décadas hasta que la idea de elaborar una adaptación con personajes reales del complejo mamotreto de Tolkien, ''El señor de los anillos'', fuese una realidad. Su responsable, el neozelandés Peter Jackson, quien fuese autor de bizarradas ultragore como ''Mal gusto'' y ''Tu madre se ha comido a mi perro'', se hizo su huecazo en la industria hollywoodiense gracias a esta complicada tarea de la que, siendo más que francos, salió total y merecidamente victorioso. Su treta comercial además fue de lo más efectiva, Jackson realizó el rodaje de un bloque conjunto de las adaptaciones de los tres libros (o sea que las tres películas se filmaron como una sola), y se fueron estrenando progresivamente a lo largo de tres años distintos, lo cual conllevó una mayor rentabilidad en taquilla, convirtiendo la saga en una de las más taquilleras de la historia del cine, lo cual se dice muy pronto. 

El malvado Sauron, el causante de todo el lío

Frodo Bolson (Elijah Wood) y su colega del alma Sam (Sean Astin)
Bueno, centrándome en lo que es esta primera película de la saga que es ''La comunidad del anillo'', ¿qué decir para abarcar tanto en pocas frases? Yo, como desconocedor auténtico del texto de Tolkien (porque hice mi intentona de leerlo, pero no lo conseguí, siempre tuve muy poca paciencia para la lectura y la novela me resultó muy densa) tengo que hacer mis apreciaciones a en base de qué me pareció la historia, su argumento y demás, teniéndola en cuenta como obra cinematográfica y de entretenimiento que en resumidas cuentas es. ''La comunidad del anillo'' es lógicamente una película impresionante (¡pero impresionante con creces!), desde el punto de vista visual y escénico. El diseño de producción es apoteósico, deslumbrante y sobrecogedor (obvio también teniendo en cuenta el desembolso de pasta que conllevó y que se puso toda la carne en el asador para configurar un espectáculo de marras sin medias tintas). 

El genuino Christopher Lee encarna a otro mítico villano, Saruman

La tierna elfa Galadriel (Cate Blanchett)
Todo está detalladamente cuidado, la dirección artística, la fotografía, el vestuario, la precisión en los momentos de acción, el cojonudo maquillaje (¡joder, qué feos son los orcos!), los efectos especiales de enorme calidad (inclusive los digitales, poco han pasado de moda a pesar de haber transcurrido ya más de una década), la exquisita banda sonora de Howard Shore (majestuosa); en definitva todo lo que engloba el tema de realización merece el más sonoro de los aplausos porque estamos ante la superproducción de las superproducciones. ¿Qué me parece desde el punto de vista argumental? Pues a ver, creo que teniendo en cuenta el material tan denso y complejo, han sabido extraer lo básico para que aquél que no ha tenido el porqué tener contacto con su antecedente literario, se empape bien de qué va el asunto. Sí es cierto que se nota que a veces, la acción va un tanto apresurada, sobre todo en la primera mitad del film que da la sensación que va un poco a toda prisa (lo que es normal), pero en resumidas cuentas creo que la condensación de los elementos que componen la historia está bien definida y lo suficientemente bien retratada como para engancharse y dejarse llevar por la trama. 

La comunidad del anillo al completo

La nenaza de Legolas (Orlando Bloom)
Los actores creo que también están muy bien escogidos, es más difícilmente creo que a día de hoy se puede nombrar algún personaje concreto del universo ''señor de los anillos'' y no atribuirle la cara del actor que lo caracterizó, en especial Elijah Wood (que siempre y por siempre, llevará la coletilla de ser Frodo). En particular me gustaría destacar la labor de Ian McKellen, cuya actuación como el mago Gandalf me parece apoteósica, resultando en mi opinión uno de los personajes más carismáticos y apreciados de la saga (además le sirvió al actor para tener la repercusión profesional con la que no había contado antes, a pesar de su abanzada edad). Por supuesto no puedo pasar por alto al gran y genuino Christopher Lee, siempre adoré a este ilustre maestro a la hora de configurar villanos y aquí demostró una vez más ser único en este terreno, configurando otro mítico malvado, el mago Saruman (qué porte y qué profesionalidad demostró siempre este buen señor que aquí contaba casi con 80 añazos). 

Saruman adoctrina bien a los horripilantes orcos

En la parte negativa yo señalaría al petardo de Orlando Bloom, actor que nunca me ha convencido lo más mínimo y que haciendo de Legolas me crispa, me daban ganas de que le arrancaran la puñetera melenina rubia para que se le bajase ese aire de presuntuoso inherente en él (encima, entre ésta y ''Piratas del Caribe'' el tipo como que se puso de moda y salía hasta en la sopa, ¡qué martirio!). En resumidas cuentas, yo disfruté mucho con el visionado de ''La comunidad del anillo'', fue un film del que sinceramente me esperaba poco porque no había tenido contacto con el universo de Tolkien (y era de los que al oír la palabra ''hobbit'' ponía cara de circunstancia) y del que saqué una amena y entretenida experiencia, y eso a pesar de durar casi tres horas. Me gustó lo suficiente como para esperar con ganas ver su continuación. 

Cuidado con los nazgul

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada