viernes, 4 de diciembre de 2015

Moby Dick (1956) de John Huston



El vengativo capitán Ahab (Gregory Peck)
En vista de que Moby Dick va a volver en breve a la gran pantalla, teniendo en cuenta la inminente ''En el corazón del mar'', creo necesario rememorar este gran clásico dirigido por el maestro John Huston, adaptación de la famosa novela de Herman Melville (la cual, no leí, porque a ver, sinceramente, algún intento hice y me pareció densísima, aparte que no me avergüenza reconocer que no tengo paciencia para leer). ''Moby Dick'' es una película espectacular, su guión (en el que colabora el mítico Ray Bradbury) es sólido (un tanto lento hasta que arranca la acción, pero es perdonable), su puesta en escena es soberbia, con una fotografía colorista preciosista, excelentes paisajes (por cierto, fue rodada en Canarias) y unos increíbles efectos especiales (las escenas de la ballena, resultan impactantes teniendo en cuenta su año de realización). 

Preparados para la caza de la ballena

El padre Mapple (aparición estelar de Orson Welles)
En el reparto destaca, ¡cómo no!, Gregory Peck como el capitán Ahab, ese mortal enemigo de la propia Moby Dick, a la que se la tiene jurada porque fue la responsable de éste perdiese una pierna y que se empeña en perseguirla a lo largo de los siete mares, para aniquilarla, aunque esto suponga la condenación de su tripulación. La peli va de menos a más, como ya dije comienza lenta, y poco a poco van apareciendo las correspondientes aventuras en las que se ven sumergidas los personajes y todo acaba coronándose en un apoteósico final (el capitán enganchando al lomo de la ballena arponeado, se me grabó en la retina al verla de pequeño). Técnicamente estamos hablando de una joya auténtica, Huston demostraba dominar la cámara de manera majestuosa, y por lo que he podido ver este film no es de los que mejor consideración tienen dentro de su filmografía, de manera bastante inmerecida. Habrá que ver qué hace Ron Howard con la nueva puesta al día de esta inmortal historia, pero hasta día de hoy estamos ante la mejor, más lograda e impresionante versión protagonizada por esta descomunal ballena blanca. Todo un clasicazo del cine de aventuras.

El capitán muy unido a su mortal enemiga

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada