miércoles, 30 de diciembre de 2015

El señor de los anillos, el retorno del rey (2003) de Peter Jackson



La comunidad preparada para la batalla final
Y por fin llegó el desenlace. ''El retorno del rey'' suponía la conclusión de la saga cinematográfica que Peter Jackson había elaborado adaptando el complejo tochazo literario que es ''El señor de los anillos'' de J. R. R. Tolkien. Con millones de fans a cuestas, expectantes por ver cómo iba a proceder la destrucción de ese anillo maligno ''hecho para gobernarlos a todos, llevarlos a las tinieblas y destrozarlos'' (no era así exactamente, pero nos entendemos), estaba cantado que iba a ser el estreno del año, y lo fue. Eso sí, debo decir con sinceridad que tal nivel de expectativas tenía yo por ver la última gran película de la saga, tal nivel de decepción me llevé al salir de la sala, y me explicaré. ''Las dos torres'' me había encantado, me había parecido deslumbrante, apabullante, entretenidísima, vamos que me había resultado cojonuda, y esperaba que ''El retorno del rey'' por ser la definitiva, estuviese a la altura. No fue así. Desde mi punto de vista es la peor de todas y lo baso en simples detalles que, considero, que hacen cagar bastante el conjunto, no hablo como mera adaptación, sino como película que concluye una historia.

Gollum es muy manipulador

Los fantasmucos se unen a la lucha
He de dejar claro mi profundísima decepción al ver como se omite el final de uno de los villanos épicos de la saga, el mago Saruman. En la versión estrenada en cines, la muerte de este malvado, a manos de su secuaz Lengua de Serpiente, se omitió. El propio Christopher Lee declaró su profundo pesar al haber sido eliminado del montaje de manera tan miserable, y yo estoy de acuerdo, no sólo porque me encanta este señor y la verdad, me fastidió el hecho de no verlo en toda la película, sino porque creo que era vital que como malo que es deberían de habernos enseñado su final, y también el de Lengua de Serpiente, el cual acaba acribillado a flechas por la nenaza de Legolas. Hubo que esperar hasta que apareciese el coñazo de la versión extendida (con cuatro horazas de duración) para que se dignasen a mostrar dicha escena, ¡algo incomprensible! Considero que era algo vital, tanto que el hecho de prescindir de dicho detalle en el montaje de cine delata la chapucería más mundana y evidente, sobre todo teniendo en cuenta la cantidad de metraje insufrible y de relleno que presenta la película, sobre todo en su soporífero tercio final (una vez ya le victorioso hobbit ha cumplido con su misión).

Sauron ha vuelto

El rey Denethor (John Noble) está como una regadera
''El retorno del rey'' por supuesto que hace gala de la esperada puesta en escena brillante, y de una ejemplar realización técnica (bueno, no olvidemos que estamos hablando de una misma película rodada del tirón, pero dividida en tres segmentos, así que eso era cuestión de lógica), y además cuenta con escenas puntuales que me encantaron (concretamente, la del ataque de la araña gigante a Frodo). Sin embargo, fue la que más difícil de digerir se me hizo, las batallas me parecieron extremadamente repetititvas, los toquecitos de humor por parte del puñetero enano matando orcos y llevando la cuenta se me hicieron muy forzados e pesados y en resumidas cuentas me pareció estar viendo una mera e incesante reiteración de la prodigiosa batalla de Helm de ''Las dos torres'', con menos efectismo y menos gracia. El colmo e la paradoja es que en la ceremonia de los Oscars ''El retorno del rey'' se llevó 11 Oscars (igualando el resultado sólo conseguido por ''Ben Hur'' y ''Titanic''), algo que me parece totalmente desproporcionado.

Ya va siendo hora de destruir el puñetero anillo, ¿no?

Recuerdo que fue el año que me dejó muy claro que los Oscars no sólo premian la calidad evidente, sino el postureo, reservándole el premio gratuito a Jackson y su obra, para el tercer acto, cuando perfectamente se lo podían haber otorgado en dos ocasiones anteriores, por las pelis antecesoras sin problemas, porque sino ¿a cuento de qué ''El retorno del rey'' es merecedora de tanto aluvión de premio mientras por ejemplo ''Las dos torres'' sólo tuvo que contentarse con obtener dos galardones por cuestiones técnicas?, ¿qué méritos exacerbados posee ésta frente a la otra? En fin, que la verdad ''El retorno del rey'' me pareció errónea como capítulo cúlmen de una saga ya mítica de la historia del cine, un globo de precioso envoltorio que al final se muestra desinflado, una decepción muy grande en resumidas cuentas. 

La muerte de Saruman (Christopher Lee)
bochornosamente eliminada del montaje final original

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada