viernes, 11 de julio de 2014

La montaña del dios caníbal (1978) de Sergio Martino



Susan Stevenson (la primera chica Bond, Ursula Andress)
Después de haber rodado un buen porrón de giallos, durante la década de los setenta, algunos de ellos de una grandísima calidad, Sergio Martino decidió apuntarse al carro de la moda de los caníbales selváticos que tan popular se había hecho en el cine italiano, gracias al éxito de producciones como "El país del sexo salvaje" o "Mundo caníbal" (el alma mater de este subgénero, "Holocausto caníbal", estaba aún por llegar). Resulta curioso porque hay una anécdota bien graciosa acerca de esta película ocurrida en nuestro país. Resulta que un puñado de borregos que trabajaba en TVE-1, a principios de los noventa, no debió de enterarse de qué puñetas iba el film, y quizás al ver alguna carátula, supusieron que era una película de aventuras, tipo "Indiana Jones", para toda la familia. 

Artículo de periódico (Sept. 1992)
que comenta el caso
Así que, no se les ocurrió otra idea más "acertada", que emitirla un día cualquiera en "Sesión de tarde" a la hora de la comida. No quiero ni imaginarme el shock que debió de suponerles a algunos incautos (padres, hijos, abuelos, sentados ante el sofá esperando ver una película para todos los publicos) que se encontrasen con semejante espectáculo; menos mal que eran otros tiempos, porque si algo así llega a pasar hoy en día, los responsables habrían terminado poco menos que en la cárcel, porque con lo finoles que se ha vuelto la peña en estos días. En fin, por lo visto sí que hubo bastante controversia (no era para menos), y el asunto terminó en temas legales de por medio, si es que eso de emitir un film sin saber tener ni idea de su contenido, ¿a quién se le ocurre? La pena es que no hubiese sido el día de los Santos Inocentes, podrían haber alegado que era una broma, la cosa podría haber tenido hasta su gracia, ¿no?

De expedición por la selva

El cabecilla de la expedición, Edward Foster (Stacy Keach)
La cuestión es que lógicamente "La montaña del dios caníbal" no es un film para todos los públicos (cosa que a priori, debería de haber quedado bastante clara sólo con pronunciar su título). Nos cuenta la trama, como una mujer (interpretada por la sensual Ursula Andress, la primera chica Bond, protagonista de "Agente 007 contra el Dr. No"), y su hermano (Antonio Masina), que parten a Nueva Guinea, en busca de un atropólogo, marido de ella, desaparecido en la selva sin dejar rastro. Una vez allí se adentran en la selva, acompañados de una expedición capitaneada por un científico colega del antropólogo desaparecido (el actor americano Stacy Keach), en busca de la llamada "montaña del dios caníbal", en donde por lo visto, habita una tribu de salvajes aborígenes que (no podía ser de otra manera) son caníbales. Con el paso del tiempo, esta película parece ser que se ha instaurado como una especie de pequeño clásico dentro del género de caníbales. Debo decir que en lo personal, me pareció una patata. La película, curiosamente, no es tan violenta como cabría esperar, de hecho sus escenas más fuertes están muy dispersas y la mayoría de ellas acontencen en los últimos minutos del metraje.

Peligro a la vista

Aborigen enmascarado
La mayor parte del tiempo es un tanto light y descafeinada, sin más iremos viendo como los protagonistas van viviendo aventurillas por la jungla, saltenado un peligro por allí y otro peligro por allá. Lo que sí que se mantienen son esas asquerosas, insultantes y deleznables escenas en las que vemos la muerte real de múltiples animales; monitos, serpientes, caimanes, aves, etc., siendo mutilados por otros animales o por los payasos de turno fingiendo ser aborígenes. Si repudio este subgénero es precisamente por esta cuestión, por la suprema apología que sus realizadores hicieron acerca del maltrato animal, algo que como espectador me desagrada y me ofende profundamente. En lo referido a otro tipo de escenas viscerales, ficticias, podremos ver lo típico que preparan estas producciones: actos de violaciones, algún destripamiento, una castración (la escena más fuerte del film, ¡muy gráfica!) y hasta un asqueroso acto de zoofilia (un subnormal sale enculando a un enorme cerdo, no sé hasta qué punto la escena es real o no; ni prefiero pararme a pensarlo). 

Castración gráfica

Violación en la tribu
No falta el erotismo inherente también en este tipo de películas, comprobando como Ursula Andress lucía increíblemente bella a sus cuarenta y pico años de aquélla, la cual no mostró ningún reparo en salir completamente desnuda, convirtiéndose en algo así como una especie de diosa para los caníbales. En general, a mí la película se me hizo muy aburrida; carece bastante de acción y de escenas adrenalíticas (salvo contadas excepciones). Tiene buena factura técnica, un acertado montaje y por lo general está bien hecha (en lo referido al apartado visual), pero en lo personal a mí me pareció un coñazo y además, todo sea dicho, posee un final muy pero que muy simple y flojo. ¿Merece la pena? Igual si eres un fanático enfermizo de este tipo de películas con caníbales selváticos, o si encuentras algún tipo de placer sádico en ver morir a pobres animales ante la cámara, igual te mole. Desde mi punto de vista, es un mojón; no me parece digna de señalarla ni como mínimamente anecdótica.

Ursula Andress es toda una diosa para los caníbales

2 comentarios:

  1. Esta vez no coincido contigo Tomi, a mi me parece una peli genial. Es bastante amena y entretenida, una gran peli de aventuras y además tiene intriga, algo de gore y erotismo ¡Perfecta pa las tardes de verano! Jejeje

    ResponderEliminar
  2. no te olvides de los pobres animales torturados hasta morir, si principalmente odio estas pelis de caníbales, es por esa bestialidad...

    ResponderEliminar