martes, 15 de julio de 2014

Rocky 2 (1979) de Sylvester Stallone



Sylvester Stallone vuelve a meterse en la piel de Rocky Balboa
En 1976, "Rocky" había sido un monumental éxito de taquilla y de crítica (incluso había llegado a ganar el Oscar a la mejor película del año), así que estaba claro que una secuela no se iba a hacer esperar. En esta ocasión el propio Stallone tomó las riendas de la dirección para ofrecernos la continuación directa de las vivencias del personaje que lo hizo famoso y que le propició el aplauso del público. Recordando el final de la primera "Rocky", veíamos como el propio Rocky (Stallone) se había enfrentado al campeón Apollo Creed (Carl Weathers) en el ring. Rocky, a pesar de haber sido un rival de altura, no consiguió salir victorioso del combate; aunque lo que sí logró fue el cariño y la ovación masiva del público. La excusa perfecta para incitar a una secuela, era el ofrecer la esperada revancha; un nuevo enfrentamiento y las expectativas del que "el potro italiano" (como apodan a Rocky) pudiese en esta ocasión ser el campeón. Así pues, lo que plantea esta secuela, es esta cuestión que el descontento del actual campeón, Creed, ante la resistencia de su duro rival, le incitan a provocar de nuevo a Rocky a que se enfrenten nuevamente en el ring

Calentando el asunto para un segundo combate

Rocky y Adrian (Talia Shire) se casan...
Por su parte Rocky, no tiene muchas ganas de que este combate vuelva a producirse, está contento con su situación en líneas generales, ha conseguido ser bastante popular, su situación de vida ha mejorado y sobre todo ha logrado una estabilidad con Adrian (Talia Shire), se han casado y han formado una familia. El problema se presenta, cuando a Rocky se le vienen encima una inminente inestabilidad económica que le acabará obligando a aceptar el tan esperado combate. Y en esta ocasión, las cosas serán distintas. "Rocky 2" se estrenó en 1979, y obviamente, se repitió su éxito de taquilla, cosechando una excelente recaudación, se notaba que la gente se quedó con ganas de volver a ver al "potro italiano" en acción. No obstante, la crítica no se mostró tan condescendiente y la pusieron a parir. A mí la verdad, me gustó esta secuela, quizás su mayor error sea el hecho de caer un poco en la reiteración con respecto a la primera, ofreciéndonos un esquema argumental demasiado similar a ésta, que se puede presentar ante nosotros como repetido. 
 
...y tienen un retoño

A nivel técnico, me parece correcta, el hecho además de contar con el mismo reparto le da cierto caché, y además mantiene la seriedad de su antecesora (cosa que ya irían perdiendo posteriores secuelas) y su dramatismo (aunque en menor medida que la original). El film además es entretenido y llevadero y en líneas generales cumple, considero muy inmerecidas las críticas tan malas que se cargaron contra ella. Vale, es inferior a la primera, repite mucho su esquema, elimina el factor sorpresa y en resumidas cuentas en menos emocionante y emotiva; pero bueno, no está nada mal, se puede ver perfectamente y en definitiva resulta un gran complemento para su antecesora. A mí me gustó bastante y su final me dejó más que satisfecho.

A entrenarse duro toca otra vez

*MI MOMENTO FAVORITO: la esperadísima sucesión del segundo combate entre Apollo Creed (Carl Weathers) y Rocky (Sylvester Stallone), en donde éste procederá a tener su revancha.

Segundo combate, ¿quién ganará esta vez?

No hay comentarios:

Publicar un comentario