lunes, 8 de junio de 2015

El buen hijo (1993) de Joseph Ruben


 
El Diablo en persona, Henry Evans (Macaulay Culkin,
muy alejado del entrañable Kevin de ''Solo en casa'')
Macaulay Culkin ya nos demostró que podía ser un niño bastante tocapelotas y todo un diablillo en ''Solo en casa'', pues bien, en el film que nos ocupa acabó de dejar claro que a demonio no hay quien le gane, eso sí aquí abandonó por completo esa dulce imagen de angelito simpático que nos proporcionó de él la entrañable peli familiar de Chris Columbus. Aquí Macaulay Culkin es un auténtico hijo de puta, la versión masculina de ''La mala semilla'', un nene perturbado y más malo que el veneno que disfruta haciendo el mal allá donde va. El único que ve esta maldad es el futuro Frodo Bolsón, también muy jovencito Elijah Wood, el cual va siendo testigo de las atrocidades que el cabroncete de Macaulay va cometiendo, sin poder hacer nada para detenerle y sin contar con el respaldo de ninguno de los adultos del film, los cuales, cuando ya quieren ver esta maldad inherente en el pequeño psicópata, es demasiado tarde. 
 
El buenín de Mark (Elijah Wood), Henry y él son la cara y la cruz

Susan (Wendy Crewson), la desafortunada madre del monstruo
Bueno, ''El buen hijo'' responde al esquema típico de cualquier thriller rutinario, hay quien lo señaló por ahí como algo similar al típico telefilm que te clavan en Antena 3 en la sobremesa, y cierta razón tiene, eso sí, considero que como película de su temática está perfectamente estructurada y cumple de manera notable con lo que ofrece al espectador. Lo que más destaca en el film es la actuación de los dos pequeños protagonistas, Culkin como el malo malísimo y Wood como el héroe desdichado, chapó por los dos infantes porque sus interpretaciones son magistrales y muy creíbles, elaborando ambos un duelo la mar de convincente. Por lo demás, sí, la peli es rutinaria y un tanto previsible, pero como ya señalé, es efectiva a todos los niveles, posee un buen ritmo, entretiene y hasta tiene un par de escenas que sobrecogen un tanto (en concreto, la escena final me parece buenísima y la mar de bien planteada). 

Mark se rebela contra su malvado hermano

Dirige Joseph Ruben, experto en esto del thriller, en su filmografía ya contaba con ''El padrastro'' y ''Durmiendo con su enemigo'', viendo este triplete, en mi opinión el nivel ha ido en aumento progresivamente. En lo personal ''El buen hijo'' es una película que me gusta mucho, la he visto varias veces y me sigue convenciendo, para mí es el ejemplo idóneo de cómo realizar un thriller correcto sin pretensiones, tenso y emocionante. Un pequeño y discreto clasiquillo.

¡El final es de los que se quedan grabados!

No hay comentarios:

Publicar un comentario