viernes, 19 de junio de 2015

Este chico es un demonio 2 (1991) de Brian Levant



Michael Oliver y John Ritter repiten como Junior y Ben Healey
Tengo un pequeño dilema, me encanta ''Este chico es un demonio'', me parece una película endiabladamente entretenida y divertida a partes iguales, y para mí es un clásico y todo un gratísimo recuerdo de mi infancia. Pero yo no sé si incluso esta segunda parte de la misma, me gusta aún más. Esta secuela es, ni más ni menos, lo que tiene que ser una secuela, sigue la estela de la antecesora pero añade más macarrismo, más desmadre y más diversión todavía si cabe. Repite el casting de la original, el genial Michael Oliver como el inolvidable y traviesete Junior, el difunto John Ritter como su padre adoptivo (qué bueno era este señor para este tipo de papeles cómicos), Jack Warden como el irreverente abuelo toca-pelotas (en ésta, con un perrete incluido la mar de simpático) y hasta Amy Yasbeck que interpreta un papel totalmente distinto al que le puso rostro en la peli original (de cursi remilgada y pija insoportable, a dócil y encantadora amante de los niños problemáticos). 

Una de las desafortunadas citas de Ben

Junior ha encontrado una digna rival, Trixie (Ivyann Schwan)
Se suman nuevas caras la mar de carismáticas, la más entrañable es la de esa chiquitaja llamada Ivyann Schwan, que hace de Trixie, la digna rival de Junior en cuanto a nivel de maldades y trastadas se refiere. La peli nos cuenta como Junior y su padre se trasladan a vivir a una pequeña ciudad en la que un amplio porcentaje de población son mujeres solteronas, y claro el hombre se convierte en una pieza destinada a ser ''cazada'', cosa que a Junior no le agradará especialmente e intentará por todos los medios de sabotear las consecutivas citas. Así mismo, el pequeño diablillo deberá comenzar nueva vida, nuevo colegio, y por supuesto nuevas oportunidades para liarla parda. El resultado todo un festival de carcajadas de principio a fin. ''Este chico es un demonio 2'' se reserva escenas, para mí ya antológicas (brutal a la par de asquerosa y alocada ésa ocurrida en una atracción de feria con vomitonas incluidas al por mayor). 

El pobre Nippy anda algo descompuesto

''Soy Pinocho''
Recuerdo haberla visto millones de veces, al igual que su antecesora, porque era la típica que repetían sin cesar en las sobremesas de TVE-1 cuando yo era un crío y la verdad, nunca me cansaba de verla. A día de hoy se ha convertido en una peli la mar de nostálgica, es de ésas que ves y se te alegra el día por muy asqueroso y mierdas que éste haya sido, por eso para mí posee un gran valor. Por supuesto, ninguno de estos típicos gafapastas intelectuales le reconocerá ningún mérito, y si bien ciertamente no dirá jamás que es una película merecedora de ningún premio de reconocimiento, lo que cuenta es que sirve para su cometido que es transmitir felicidad al personal que la visione, y eso ya es mucho más que otros muchos ladrillos firmados por Von Trier, Fellini, Bergman, y demás, que casi te ponen al abismo del suicidio (en la mayoría de los casos, por lo aburridos e infumables que son).

Si vas a subirte a una atracción de feria, mejor que sea con el estómago vacío

No hay comentarios:

Publicar un comentario