martes, 9 de junio de 2015

Class (1983) de Lewis John Carlino



Jonathan (Andrew McCarthy) y Skip (Rob Lowe)
tienen un primer encuentro un tanto surrealista
Los ochenta fue la mejor época para el cine juvenil, de hecho fue la época a partir de la cual las pelis destinadas para un público adolescente comenzaron a tener su especial cabida y es que sin lugar a dudas ésta fue una década llena de frescura. ''Class'' es una de esas tantas comedietas para jóvenes que asomaron la cabeza por las salas de cine para darle bombo a sus estrellitas, en este caso Andrew McCarthy (visto en ''Maniquí'', ''Golpe al sueño americano'' o ''St. Elmo, punto de encuentro'') y Rob Lowe (visto en ''Rebeldes'', ''Forja de campeón'', la propia ''St. Elmo, punto de encuentro'', etc.), ambos componentes del denominado Brat Pack, un grupito de jóvenes actores de habitual presencia en este tipo de pelis para adolescentes durante los ochenta. El dúo de actores comparte protagonismo con la madurita Jacqueline Bisset, encarnando a la amante de uno y madre de otro, para enzarzar una trama de amistad, enredos y desengaños amorosos. La historia nos cuenta como los dos chavales, Jonathan (McCarthy) y Skip (Lowe) se conocen compartiendo habitación en la universidad, hacen muy buenas migas y se convierten en casi inseparables. 

Jonathan se lía con la madurita Ellen (Jacqueline Bisset),
sin saber que es la madre de su amigo Skip

Ahí un jovencito John Cusack
El problema surge cuando Jonathan se enamora perdidamente de Ellen (Bisset), una atractiva mujer veinte años mayor con él, con la que tiene un romance. Ellen resultará ser la madre de Skip y claro, esto traerá problemas a la amistad entre ambos. Como película ''Class'' no es gran cosa, no es realmente destacable dentro del amplio universo de pelis juveniles ochenteras, pero se puede ver, es simpática por momentos, posee drama en otros y en resumidas cuentas es entretenida. Yo diría que es casi de visionado imprescindible para los nostálgicos de la década, pues aporta detalles que sólo nosotros podemos encontrar, ya sabéis, tema de looks retro, banda sonora característica del momento (siempre en estas pelis podemos encontrar una cancioncilla lo suficientemente chula como para destacarla, en este caso por ejemplo ésta; HIDIN' FROM LOVE de Bryan Adams). Por lo demás, es una peli bastante rutinaria y nada destacable en ningún apartado. Como curiosidad, fue la peli en la que hizo su debut el actor John Cusack, haciendo de compañero universitario de los protas. En definitiva, una peli muy normalilla, lo dicho, exclusiva para amantes de los ochenta.

''¡Qué te has tirado a mi madre!, ¿pero cómo has podido cabrón?''

No hay comentarios:

Publicar un comentario