domingo, 21 de junio de 2015

El protegido (2000) de M. Night Shyamalan



El prota David Dunn (Bruce Willis repite papel de empanado)
Andaba M. Night Shyamalan allá por el 2000 con los aires muy subiditos, su telefilm de sobremesa con Bruce Willis a la cabeza y el niño más petardo que recuerdo en años, ''El sexto sentido'' lo había petado en la taquilla, así que gracias a que hubo lumbreras que hasta lo denominaron ''el nuevo Hitchcock'' (¡oír para creer!), el señor Shyamalan decidió ofrecernos otra peliculita ideada por él mismo, se creería que los espectadores no podríamos vivir sin este ''obsequio''. El resultado fue ''El protegido'', un bodrio de proporciones abismales, con una historia sonrojante y patética a más no poder. Debo decir que en lo personal, ''El sexto sentido'' no me había hecho ninguna gracia, pero es que tras ver ''El protegido'', casi afirmaría que haciendo comparaciones, la otra era una prodigiosa obra maestra. 

Elijah Price (Samuel L. Jackson), el señor huesos de cristal

Elijah está un tanto obsesionado por los cómics
Eso sí, la carrera de este director ha ido progresivamente cayendo en picado cuesta abajo, ¡porque santísimas mierdas más que ha ido haciendo!, lo cual demuestra que para mí estamos ante el claro caso de (haciendo símil) el burro al que le sonó la flauta y se creyó que sabía tocarla, Shyamalan es un tipo sin ningún talento para componer una historia como Dios manda, y sin embargo, tuvo su momento de gloria con el éxito de ''El sexto sentido'' posteriormente dejando al descubierto sus taras evidentes para hacer un film que se pueda denominar como, mínimamente decente. Pero bueno, hablando de ''El protegido'', la peli nos presenta de nuevo a Bruce Willis, el pobre andaba en horas bajas para ofrecerse a convertirse en el actor fetiche de este director (aunque bueno, el hacer de muertecito le había dado mucho bombo, pensaría que le había tocado la lotería con él desde el punto de vista profesional), que interpreta a un tipo que según parece es invencible. Sobrevive a un brutal accidente de tren sin un rasguño y además presenta una extraña habilidad que le hace ser inmune a cualquier enfermedad y lesión. 

Según parece, David es invencible...

...posee una fuerza sobrehumana y nada puede dañarlo
Pues bien, de nuevo a Bruce Willis le toca hacer de empanado, si en la otra no se enteraba que estaba muerto (¡manda huevos!), en ésta no se entera de que nunca se ha puesto enfermo, nunca ha tenido un resfriado ni nada por el estilo, ni tampoco se entera de que puede percibir cosas que otras personas normales no pueden. A todo esto aparece en escena Samuel L. Jackson, el personaje opuesto al de Willis, un tipo al que cualquier cosa le puede dañar, sus huesos son casi de cristal y hasta una ventisca leve le puede provocar una fractura grave. El personaje de Jackson sostiene, simplemente porque nació siendo un punto endeble, que existen los superhéroes, no sólo en los cómics, sino en la vida real, repito sólo porque a él se le puede desquebrajar el cuerpo con un simple resoplido. Así que atando cabos, acaba haciéndole descubrir al tontaina de Willis que es un superhéroe, de ahí que ni una explosión le cause el más leve picor. ¿No es hilarante? Para mí la historia no tiene ni pies ni cabeza, es una completa apología de la estupidez. 
 
Elijah intenta explicarle a David su verdadera naturaleza

La mujer e hijo de David
(Robin Wright Penn y Spencer Treat Clark)
Sino, mirad esa escena en la que el hijito de Willis amenaza con pegarle un tiro para corroborar que efectivamente su papi es invencible y éste y la mujer (la rancia Robin Wright Penn) se quedan pasmados como si nada ante este acontecimiento alegando un simple ''por favor, no se dispara a las buenas personas'' o ''si me disparas me iré y no volveré nunca más''. En una simple palabra; ¡patético! El resultado, en mi opinión, es una soberana porquería de película, una historia de mierda y unos actorazos la mar de desaprovechados. Si cosechó cierto éxito fue gracias a el boom del éxito anterior del director, bien remarcó su campaña que era del director de ''El sexto sentido'', de lo contrario se habría metido el justo batacazo en taquilla que se merecía, como progresivamente han ido metiéndose el resto de obras de este cutre realizador de caspa cochambrosa, eso sí, inflada por desorbitados presupuestos, pero caspa al fin y al cabo. 

Conclusión; David es un superhéroe ¡tócate los huevos!

1 comentario:

  1. Tengo que decirlo, Tomi, y es que por primera vez no concuerdo contigo.
    Del mismo modo que tu, yo no veo a Shyamalan como la gran cosa, pero en el caso de esta película en particular debo decir que es, créelo o no, una buena película.
    Quizá sea porque no te llevas bien con el director, pero la película es una de esas obras de directores malos que llegan a ser buenas. Los temas que toca (Que el destino esté escrito y nosotros somos incapaces de escapar de éste), sus personajes (Un guardia de seguridad aparentemente indestructible y un coleccionista de cómics frágil como el cristal, ambos sin un verdadero propósito definido en sus vidas), el desenvolvimiento de la trama (Desarmando y analizando el género de superhéroes a detalle, mucho antes de que otros trabajos fílmicos actuales lo hicieran) y el desenlace (Que, a mi parecer, es lo mejor de la película) hacen a este trabajo uno que vale la pena ver, y le ha conseguido un estatus de culto entre fanáticos de los superhéroes (Y el cine en general) como yo.
    Que a ti no te parezca la gran cosa no es algo malo, estás en todo tu derecho de sentirte así, pero esta película no es verdaderamente mala. Al menos a mi parecer, comparada con otros trabajos del director, El Protegido (O "Irrompible," que es como se titula en su idioma original y que me parece mejor como título) es buen filme.

    ResponderEliminar