sábado, 11 de octubre de 2014

Matrix (1999) de Andy Wachowski, Lana Wachowski



¡A volar se ha dicho!
Ya sé que esta película tiene un trasfondo que es la leche, mucha crítica de esto y lo otro, que tiene una historia como mínimo original, que está además cojonudamente bien hecha, que es deslumbrante visualmente y que es un icono de la ciencia ficción y con el tiempo alcanzará el calificativo de clásico, si no lo ha alcanzado ya. Pecaré de inculto quizás, pero yo no la soporto. Cuando la vi la primera vez en el cine, tenía 10 años me parece, así que lógicamente (para mí un ordenador todavía era algo desconocido), no me enteré de nada. Por lo tanto me pareció una mierda, me aburrí como una ostra y la verdad no recuerdo si los que habíamos ido a verla, aguantamos toda la película o si nos marchamos antes incluso de que acabase, porque no nos interesaba una mierda lo que pasaba. 

Neo (Keanu Reeves) tomando contacto con el "mundo real"

¿Qué pastillita elegimos?
Tiempo después la volví a ver, tendría unos 16 años o por ahí, y me medio obligué debido a que mucha gente insistía en que era una película tan maravillosa y tan "guay del paraguay", así me dije bueno voy a darle otra oportunidad a ver si ahora enterándome algo más del argumento la veo con otros ojos y aunque ya, en esta ocasión, sí me quedaron más cosas claras, me siguió pareciendo una película infumable y en líneas generales, un plomazo. No obstante la he vuelto a ver hace poco y mantengo mi opinión sobre ella, "Matrix" es un despliegue visual asombroso, pero a mí que no me cuenten gilipolleces (que parece que si no adoras "Matrix" eres un tontolaba sin criterio y sin luces), argumentalmente es un solemne caos y una milonga aburridísima. 

Morpheo (Lawrence Fishburne) ¿imitando a Bruce Lee?

Un par de vueltecitas por aquí...
Que digan lo que quieran para convertirla en una elegante crítica sobre nuestro mundo, sobre la tecnología, sobre los hackers, sobre quien nos controla, sobre si sabemos quiénes somos, que si es todo un tratado de metafísica, etc. A mí me parece verdaderamente infumable, así que no la veré más y por supuesto no creo que vea sus secuelas (por lo menos a corto plazo). Admito que la película tiene merecido el culto del que goza, porque es un film muy innovador audiovisualmente y bastante espectacular, a la par de que ha creado infinidad de referencias, pero a mí no me llama en absoluto, una película que no me ha dicho nada en tres ocasiones que la he visto y en tres décadas diferentes de mi vida, para mí es definitivamente de nulo interés.

A ver quien es el guapo que dobla así en el mundo real

No hay comentarios:

Publicar un comentario