miércoles, 8 de octubre de 2014

Saw 7 (2010) de Kevin Greutert



¡Huy, qué mal vas a acabar hija!
Y por fin llegó la última mierda. La cansina y repetitiva saga de "Saw" ponía punto final con un capítulo que prometía ser la repera y además, rodado en 3D. Bueno, no es que la expectación fuera masiva, puesto que, aunque fue un éxito de taquilla, la recaudación quedó muy lejos de cosechar las fructíferas cifras de otras partes de la saga mucho más boyantes. Pues bueno, nada nuevo que contar, mismo rollo, mismas bolas y misma mecánica. El sucesor de Jigsaw (que ya llevaba tres secuelas siendo el psicópata principal) sigue erre que erre con las trampitas de los cojones y poco a poco se va cerrando un círculo en el que finalmente, al parecer, se pretenden cerrar todos los agujeros negros que los confusos argumentos de las consecutivas secuelas han ido dejando, rematándose todo con un final supuestamente "sorpresa" que acaba siendo sonrojante, pues como es de costumbre, aparte de lo ridículo que resulta bien pensado, la cosa no acaba precisamente cerrada, sino que perfectamente podría haber lugar para que en determinado momento nos claven un "Saw 8" (y creedme, pasará antes o después, viendo la crisis de ideas del cine actual, o eso, o se les ocurrirá la insensated de hacer un remake/reboot de la franquicia o a saber qué clase de hostias se les ocurrirá por su afán de estirar el chicle cuando sea necesario). 

Siempre hay lugar para nuevas y desagradables torturas

A ver si dejas ya de dar un poco por culo con tanta trampita
Yo, de momento lo que puedo agradecer es que al menos, hemos estado cuatro añazos sin volver a tragarnos la presencia del puto muñecarro este de los huevos soltando parrafadas rematadas con la cansina coletilla de "tú decides", que al ritmo que llevaban, el parón o la interrupción (como se la quiera llamar) parecía que no iba a producirse nunca. Lo único que queda de destacable es, lo de siempre, la carnicería masiva que vuelven a ofrecernos, ¡bestialidad por un tubo!, con muertes muy fuertes y altamente gore, pero que, sinceramente a mí no me impresionaron un huevo; en resumidas cuentas ya habiéndose tragado lo mismo seis ocasiones antes, pues como que el cansancio y la reiteración hacen mella en uno. Para mí, es simplemente una película despreciable, un mojón sin ningún tipo de valía artística y que sólo recomendaría a los ultrafanáticos de esta horrible saga (que desde luego, los hay a montones). Nada más que añadir, decir por último que espero que el descanso de Jigsaw sea lo más duradero posible y si quiere pedir la jubilación, tiene mi más absoluto apoyo.

Éste se ha quedado literalmente pegado al asiento

No hay comentarios:

Publicar un comentario