martes, 7 de octubre de 2014

Saw 6 (2009) de Kevin Greutert



El sucesor de Jigsaw parece más bien un Terminator
Si tuviese que destacar algo de esta sexta entrega de "Saw", sin lugar a dudas sería su potente inicio. Para mí, esta entrega posee el mejor y más adrenalítico prólogo de todas las partes existentes; la batalla de un pavo obeso y una delgaducha chavaluca, por sobrevivir a una sórdida trampa del inefable Jigsaw. En un escaso minuto, deben extraer de su cuerpo el mayor porcentaje de peso en carne, el que no lo consiga morirá, como es lógico. Así que el gordinflas empieza a hacerse con un cuchillo una liposuccion a lo bestia, cortándose las lorzas, mientras que ella desesperada en el último segundo se ampunta un brazo (¿inverosímil?, sí, pero vistas las subnormalidades ya existentes en esta saga, uno se ha hecho a todo) y sale victoriosa. Total, que cinco minutos, en mi opinión, muy notables y el resto, bueno, otros 85 que no dejan de ser más de lo mismo, sin ningún tipo de sorpresas y con un argumento más hilarante y repetitivo, si cabe. 

Donde las dan, las toman...

¡Abajo el michelín!
No puedo evitar mencionar en este comentario esa marranada, esa injusticia cometida en nuestro país, por esa incómoda calificación "X" que le otorgó el gobierno y por lo tanto, la condenó a ser bochornosamente censurada cuando tuvo lugar su exhibición en España, lo que demuestra que los del ministerio de educación son imbéciles no, lo siguiente. En primer lugar, supuestamente estamos en un país libre en el que supuestamente (valga la redundancia), ya hace casi cuarenta años, desde que acabó la dictadura, que no se debe censurar, ya que eso es un atentado contra la libertad que propagaba, además tanto, el gobierno del momento (el PSOE, aunque claro distinguir un partido del otro, es mazo complicado, podríamos decir que se tratan del mismo perro con distinto collar). Lo segundo, ¿hasta la sexta parte no se habían dado cuenta de que esta saga es muy violenta y sangrienta? Porque telita con el desparrame gore de las entregas anteriores y no veo que nadie en el ministerio dijera nada al respecto. Lo tercero, en España nunca ha existido tal calificación para una película "normal" y han entrado películas ultraviolentas sin censura desde los años ochenta hasta hoy en día (véase los "Viernes 13", los "Hellraiser", los "Hostel", etc...) curioso que se diesen cuenta en 2009 de que existía la violencia en el cine. 

Drástica liposucción

Ya puestos a descartar partes del cuerpo...
Lo cuarto, me parece muy gracioso que los responsables de censurar "Saw 6" hayan sido también los responsables de la creación de esa puta mierda llamada "Mentiras y gordas" esa castaña en la que sólo sale sexo, sexo, sexo, drogas, drogas, drogas y sexo, sexo y más sexo. ¡Ah! pero esa no se clasifica "X" porque hay que potenciar la cultura y el buen cine español. Por favor, ¡qué gran cinismo! Lo quinto me hace gracia la gente que encima apoya esta decisión y les parece bien esta censura porque la película es violenta. Si hay libertad de expresión, la hay con creces y el cine como medio de expresión y creatividad tiene que tener el derecho a la libertad por lo que el realizador de turno puede hacer lo que le salga, siempre y cuando por supuesto no haga daño a nada ni a nadie con esa realización de manera real. El gore es un medio artístico, pretende ser repulsivo, sí, pero tiene su calidad artística o ¿acaso el dar realismo a salvajadas y asesinatos por medio de técnicas de maquillaje no tiene su mérito? 

Más trampitas sádicas, a este tío lo van a dejar fino

Se acoge esto, a la hipótesis subnormal de los problemas mentales que les pueden ocasionar a los espectadores (no creo que la cantidad de majaretas que pululen por el mundo lo estén a consecuencia de haber visto un "Saw" alguna vez en su vida, sino apañados estábamos). Directamente si no quieren ver sangre que no vayan a verla al cine -utilizando su propia libertad de elección-, pero que no se prohíba, para proteger a la sociedad, en serio, que cambien otras normativas y leyes y que se preocupen menos de censurar películas que al fin al cabo son pura ficción y no realidad, que parece que a muchos no les queda claro, porque locos sanguinarios los va a haber haya películas violentas o no, no hay más que ver las noticias que son infinidad de veces más gore y más brutales, para comprobarlo y que encima te las echan a la hora de comer (perfectamente presenciables por niños pequeños), pero eso no se censura por supuesto que no. 

Es el momento de tomar complicadas decisiones

En fin, después de esta parrafada de la película poco más puedo decir, como ya señalé, es una castaña en mayor medida, lo mismo de siempre, no innova y no ofrece nada bueno. Es más, la calidad baja dándole cierto aire a telefilm barato (ver la fotografía, la ambientación,...). Compensa la inclusión de la excelente escena que abre el film y alguna que otra muertecilla un tanto fuerte (en la línea del resto de la saga), aunque el argumento se muestra cada vez más hilarante y más ridículo (me hace gracia que el asesino, supuestamente una persona normal, actúe más como un Dios al hacer una escabechina en la comisaría sin que nadie pueda hacer nada por pararle los pies, es de risa vamos). En fin, que entretiene a ratos aunque a la vez aburra por presentar otra vez la misma mierda mil veces vista. Afortunadamente marcó un claro descenso de beneficios en taquilla (¡normal, la gente ya estaba harta!), lo cual hizo que sus productores se planteasen el hecho de propiciarle a Jigsaw un inminente descanso cinematográfico, pues sólo tendría cabida una última secuela más, hasta ahora.

¡Si es que lo matar peña estresa mucho!

No hay comentarios:

Publicar un comentario