miércoles, 20 de julio de 2016

La noche de las bestias (2013) de James DeMonaco



La familia Sandin
''La noche de las bestias'' (''La purga'' sería su título original) se convirtió en un inesperadísimo éxito, un film de bajo presupuesto, modesto y sin una historia muy compleja, acabó haciendo una millonada en taquilla, siendo además el inicio de lo que pinta una saga bastante numerosa (actualmente acaba de estrenarse la tercera parte en cines y apunta que puede dar más de sí). Personalmente la película me gustó mucho, básicamente estamos ante una home invasion de manual (familia asaltada en el interior de su vivienda, por unos violentos tipos enmascarados; me recordaron en aspecto un poco a ''Los extraños'' y films de estilo), pero con un trasfondo más llamativo y, en mi opinión, aterrador. La historia que se nos presenta es la siguiente, la acción se desarrolla en un futuro cercano, en Estados Unidos se ha aprobado una ley en la que en la llamada la noche de la ''purga anual'' (o sea, una noche al año), se permite todo tipo de delito, inclusive el asesinato. 

Una peligrosa noche está a punto de comenzar

La noche de la purga se presenta ociosa
Dicha noche se convierte en todo un aquelarre de violencia, actos bandálicos y sangre poblan las calles del país, durante 12 horas en las que las personas que deseen pasar una noche relajada y tranquila, deben encerrarse tras portones de acero en sus residencias, para excluirse como víctimas casi seguras de un machetazo. Pero claro, ¿dónde se esconden los pobres, los sin techo? Ésos se convierten en los principales objetivos de los violentos perpetradores de la purga, así es como los políticos de América pretenden limpiar su país, y renovarse, mediante actos atroces que no pueden ser recriminados ni castigados. A todo esto, una familia (cuyo cabecilla es Ethan Hawke) que pretende clausurarse en casa para quedar ausentes de todo lo ocurrido durante esa noche infernal, se verá inmersa en una pesadilla cuando socorran a un pobre hombre negro al que perseguía una prole de enmascarados cabrones sedientos de sangre. 

Hay que prepararse para la defensa

Cuando la familia decide acoger al pobre hombre en su casa, se encontrarán con los bandidos intentando a toda costa entrar en su vivienda, para protagonizar el pertinente baño de sangre acorde con la nochecita de marras (muy al estilo ''Asalto al distrito 13''). Será cuando no tendrán más remedio que defenderse como buenamente puedan para aguantar vivos hasta que la puñetera purga finalice y los asesinatos vuelvan a ser penalizados como delitos. Personalmente creo que el argumento está muy bien, presenta una interesantísima crítica hacia la sociedad y un mensaje que espanta si se para uno a analizarlo. 

La muerte llama a la puerta

El film por otro lado, sí, es rutinario y poco sorpresivo en cuanto a lo que va aconteciendo (nada no visto en otras pelis de temática similar), pero es muy entretenido, tiene un ritmo la mar de ágil y está muy bien realizado. Creo que James DeMonaco hizo un trabajo loable y se le compensó de manera merecida con el éxito, progresivamente sus secuelas han ido aportando matices interesantes a una idea que sigue dando mucho juego. Me parece muy recomendable, y por cierto el final me encantó (moraleja; llévate siempre bien con tu vecino más próximo, sobre todo si le permites meterte en tu casa una noche en la que tiene consentimiento legal para matarte).

Lo único que importa es sobrevivir

No hay comentarios:

Publicar un comentario