jueves, 21 de julio de 2016

The Collector (2009) de Marcus Dunstan



El prota (Josh Stewart) es un ladrón, pero buena gente...
El resultado de mezclar una ''home invasion'' tipo ''Los extraños'' con una ''torture porn'' como ''Saw'', es lo que da como resultado ''The Collector'', un film frenético y brutal donde los haya. Sus guionistas, Patrick Melton y Marcus Dunstan (además también director) venían de colaborar, de hecho, en algunas de las últimas secuelas de la famosa ''Saw'', de ahí ya les vino la inspiración para crear semejante aquelarre de torturas y visceras. Llegué a leer por ahí que incluso la idea original de este guión era ser una precuela de la original ''Saw'', pero los productores lo desestimaron y el dueto decidió embarcarse en hacer su propia peli independiente, tomando como referencia la sangrienta saga protagonizada por Jigsaw (o Puzzle, como prefiera decirse). Bueno, lo que nos encontramos aquí es un espectáculo de lo más dantesco casi de principio a fin. El prota es un ladronzuelo que pretende mejorar su situación personal, robando una joyas en una casa de una familia adinerada, donde curra haciendo chapucillas. Pretende cometer el delito una noche, un trabajo rapidito, pero no se imagina lo que se va a encontrar dentro de la casa. 

...no como el cabrón del psicópata, que el término perverso le queda corto

El pobre anfitrión de la casa pasándolas muy putas...
En ella ha entrado un psicópata mortífero, pero no un psicópata común, no, el McGyver de los psicópatas. No sólo es sádico y cabrón, sino que además es un genio a la hora de colocar trampas, vamos que ríete tú de Macaulay Culkin en ''Solo en casa''. El villano, ha montado todo un arsenal de instrumentos mortales que han convertido la casa en una trampa en sí misma, escapar de allí sin llevarse un tajo en el pescuezo o acabar con las tripas fueras es una misión imposible. Lo que resta al film es una hora de adrenalina pura, el pobre ladrón intentará convertirse en el héroe de los desconsolados miembros de la familia apresados por el psicópata, evitando cuantos utensilios asesinos ha colocado el muy cabrón en cada rincón de la casa. El film me pareció muy imaginativo, la verdad es que los guionistas se curraron cada tramo de la película para no hacerla repetitiva. 

...y su mujer no está mucho mejor

La casa está repleta de trampas mortales
''The Collector'' es muy amena y sin lugar a dudas te mantendrá en pura tensión constante hasta su desenlace, el cual, ¡sorpresa!, queda abierto (con los guionistas de ''Saw'' hemos topado). Si hablamos del tema gore y sangre, aquí también se lleva la palma, la película es violentísima y muy sangrienta (bueno, nada que no se hay visto en las más famosas ''Saw'' y similares), con efectos de maquillaje excepcionales, muy gráficos y crudos; ideal para los goremaniacos más acérrimos. En lo personal, la película me mantuvo en vilo y me gustó mucho, es la típica peli de bajo presupuesto realizada con tal imaginería y buen saber hacer técnico que parece incluso que tiene más categoría. Me pareció una gratísima sorpresa, aunque desgraciadamente no contó con una distribución muy apabullante, convirtiéndose en una pieza accesible para un público más bien reducido. Con todo, contó hasta con una secuela (muchísimo más desmadrada), desempeñada por el mismo equipo que la original. 

Salir vivo de aquí es una misión imposible

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada