viernes, 15 de julio de 2016

Robocop 3 (1993) de Fred Dekker



El Detroit del futuro
¡Pinchazo máximo! El personaje de Robocop había sido un excelente descubrimiento para el Séptimo Arte a finales de los ochenta, la original ''Robocop'' continúa siendo uno de los clásicos más grandes e imperecederos de la ciencia ficción, con todo merecimiento. Su secuela, bueno, no llegaba al nivel de la primera, pero era una peli muy loable, muy decente, repleta de acción y espectacular visualmente. Y con toda la buena recaudación en taquilla, volvió a ponerse toda la carne en el asador para una nueva aventura del personaje, pero la cosa no cuajó, ni mucho menos. ''Robocop 3'' realmente ya apuntaba un mal presagio desde el principio. El film se rodó en 1991, pero la productora entró en quiebra, el film fue pasando a otras manos, se cambió esto, se cambió lo otro, hubo modificaciones pertinentes aquí y allí hasta que por fin se pudo distribuir y estrenar en 1993. 

Robocop es ahora interpretado por Robert Burke

Robocop con su compañera la agente Lewis (Nancy Allen)
En la peli se invirtió un presupuesto similar al de la segunda, pero es lamentable ver como parece mucho más pobre; visualmente más televisiva, artísticamente más precaria, menos imaginativa y guionísticamente mucho más absurda. El actor que hace de Robocop, se cambió, sustituyendo a Peter Weller por Robert Burke, cambio que tampoco afecta demasiado gracias al maquillaje y que éste va camuflado la mayor parte del tiempo bajo el traje de robot, al menos no tanto como el hecho de que eliminen al personaje de Nancy Allen, la fiel compañera de Robocop, de manera absurda y casi al principio de la película. Me pareció una cerdada la muerte de un personaje tan memorable, a partir de entonces ya la cosa va cayendo en picado. ''Robocop 3'' tiene muy poca acción, pocos efectos especiales y muy poco de todo en general; lo único destacable (y que de hecho, recordaba de haberlo visto de niño) es el momento en que a Robocop le colocan unas alas, ¡y vuela! 

Un adroide samurai, ¡para descojonarse!

A mí de pequeño cuando vi esta escena, me moló y por ello quizás, sólo por ello, podría decir que la peli se me mantuvo en la memoria. Pero en resumidas cuentas, es una secuela flojísima e indigna de sus antecesoras, especialmente de la original (que es una obra maestra). En el guión participó Frank Miller (autor de ''300'', ''Sin City'', etc), el cual renegó del film, y la dirección cayó en manos de Fred Dekker, un autor que apuntaba maneras dentro del cine fantástico habiendo sido guionista de la genial ''House, una casa alucinante'' y director de las magnas ''El terror llama a su puerta'' y ''Una pandilla alucinante'', y el cual tras el fracaso de este film, no volvió a ponerse tras la cámara jamás. En fin, un talento prometedor que se quedó en agua de borrajas, como tantos otros. 

Robocop levanta el vuelo

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada