jueves, 28 de julio de 2016

Secuestradores de cuerpos (1993) de Abel Ferrara



El ejército será el objetivo de la invasión
Otro remake cinematográfico (tercera película) de la famosísima historia de Jack Finney, ''La invasión de los ladrones de cuerpos'', llevadas ya a la pantalla en 1956 por Don Siegel y en 1978 por Philip Kaufman, resultando ambos casos grandes y brillantísimos clásicos de la ciencia ficción. En esta ocasión tenemos en el guión dos nombres habituales dentro del género de terror, Larry Cohen (autor de ''Estoy vivo'' y ''Maniac Cop'') y Stuart Gordon (responsable de ''Re-animator'' y ''Resonator'') y en la dirección a todo un renombre del cine de autor, Abel Ferrara (artífice de esa joya exploitation ochentera, ''Ángel de venganza'' o de ''Teniente corrupto''). Pues bien, el pack venía adornado además con rostros de buenos actores, véase Meg Tilly, Forest Whitaker o R. Lee Ermey (el desagradable sargento de ''La chaqueta metálica''), por un presupuesto nada desdeñable y un diseño de producción laborioso y profesional. 

Empieza la suplantación de cuerpos

Jennie Platt (Christine Elise, la genuina
heroína de ''Muñeco diabólico 2'')
La historia es la misma que en las anteriores versiones, sólo que se desarrolla en el interior de una base militar, claramente como medio de crítica al militarismo (valga la redundancia), en la que se irá produciendo la consiguiente invasión extraterrestre por parte de unos suplantadores de los cuerpos humanos, por copias exactas, pero sin alma, sin sentimientos y sin vida propiamente dicho. El film como tal está bien, está correctamente realizado, tiene una buena factura técnica, buenos efectos especiales y en líneas generales cumple como peli de su estilo. El problema es cuando surgen las comparaciones con las pelis anteriores, y es donde ésta comienza a adolecer. La peli se queda corta teniendo en cuenta que sus dos anteriores versiones son claramente mejores, tanto a la hora de presentar el argumento, y sobre todo a la hora de generar suspense e inquietud. 

Ésta ya no es humana

Una copia muy sensual
La peli de Ferrara se ve más floja en cuanto a este aspecto, puede que posea algo más de acción, pero se echa en falta algo más de tensión, que se profundice algo más en los personajes (que te lleguen a importar algo más) y sobre todo esto se nota en el clímax final, bastante acelerado y apresurado, como si ese tramo del guión hubiese sido escrito sin saber exactamente qué ofrecer. Y en líneas generales, esta ''Secuestradores de cuerpos'' no ofrece nada especial, mientras las anteriores se coronaron como clasicazos, ésta podría haber sido realmente prescindible y así se vio reflejado el interés del público, puesto que en taquilla fue un fracaso y pasó bastante inadvertida. Con todo, a mí me gustó, es claramente inferior a las otras versiones, pero me pareció entretenida, aunque se notaba que Abel Ferrara andaba perdido en el terreno de los blockbusters pirotécnicos y en el género que aquí trató de abordar.

Se lía en la base

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada