lunes, 21 de septiembre de 2015

Grotesque (1988) de Joe Tornatore



Aquí una ochentera Linda Blair con su amiguita
''Grotesque'' es ni más ni menos que una bizarrada máxima de serie B más casposa de los ochenta, cuyo principal, y me atrevería a decir que único, atractivo es que sale la eterna niña de ''El exorcista'', Linda Blair. El film es una especie de remezcla de diversos clichés que compusieron los films exploitation y de terror ochenteros que tan notorios eran en los estantes de los videoclubes, componiendo un producto curioso a la par de cutre. Pandilleros gamberros y violentos, invasiones familiares, venganzas grotescas, monstruos, todos estos elementos tienen cabida en ''Grotesque'' y, no nos olvidemos, en medio del cotarro está Linda Blair, aunque a diferencia de lo que pueda parecer inicialmente, no resulta la auténtica protagonista. La peli arranca con el viaje de dos amigas (una de ellas la propia Linda) a la casa de campo de la familia de una de ellas. 

Buen kit del horror

Peligrosísimos punkies dando el coñazo
El tío de la anfitriona trabaja en el cine haciendo maquillajes para películas de terror, detalle que en un principio parece que va a tener algo de cabida en la historia, pero que acaba importanto una mierda, hablando claro. El caso es que durante el viaje, las dos jóvenes tienen un encontronazo con una pandilla de punkies cabrones (al estilo de los de ''Curso de 1984''), del cual salen airadas por unos momentos, porque al llegar la noche estos hijos de puta asaltarán el chalet de la familia y sin ningún reparo comenzarán a masacrarlos a todos. Aquí comienzan a producirse giros argumentales repentinos, el primero se produce cuando los punkies de mierda descubran que la familia ocultaba un secretito que comenzará a hacerles pagar con creces, lo osadía de haber asaltado la humilde morada. Aquí no acaban las sorpresas, y cercano el final comprobaremos como se une a la acción otro miembro de la familia masacrada (Tab Hunter) que a lo Charles Bronson, se cobrará un ajusticiamiento digno de un desenlace al estilo ''Historias de la cripta''

La pobre Linda Blair asediada por los punkies de la porra

La película no se puede negar, posee tantos elementos dispares y tantas ''sorpresitas'' que como mínimo, se hace amena y entretenida. Eso sí, no se puede negar que es cutre en extremo, muy floja desde el punto de vista de su realización y en resumidas cuentas muy patatera y poco llamativa en líneas generales. Ni la presencia de Linda Blair (más bien anecdótica) supone mayor interés para dedicarle una oportunidad. Sin más, otra de esas mierdecillas casposas ochenteras que buscaban cabida en el mundillo de los alquileres domésticos.

Grotesca venganza

No hay comentarios:

Publicar un comentario