viernes, 18 de septiembre de 2015

Marnie, la ladrona (1964) de Alfred Hitchcock



La frágil Marnie (sensacional 'Tippi' Hedren)
Hablar de películas predilectas, en mi caso, tratándose de Hitchcock es algo enormemente difícil y complejo. No sabría posicionarme a la hora de elegir entre una película favorita dentro de la filmografía de este maestro del suspense, aunque sí que puedo decir sin lugar a dudas que "Marnie" es una de las que más me atrapó, fascinó y envolvió de principio a fin. Y es que Hitchcock demuestra una vez más el porqué se ha ganado a pulso dicho apelativo de "mago del suspense". "Marnie" es, desde mi punto de vista, una soberbia obra maestra injustamente menospreciada en comparación con el prestigio del que gozan otras películas de Hitchcock, más vitoreadas (siempre escuché la postulación, ridícula en mi opinión, de "Marnie" había marcado en cierto sentido el declive creativo de su autor). En ''Marnie'' realmente todo funciona a la perfección y va coordinado de tal forma que el resultado es una trama (y repito) atrapante y envolvente a partes iguales. 

Marnie preparada para desvalijar una caja fuerte

Marnie tiene una relación un tanto tortuosa con su madre
Nos cuenta la historia de una joven, Marnie (espectacular 'Tippi' Hedren, volviendo a trabajar bajo las órdenes del maestro tras ''Los pájaros'', una lástima que esta mujer no haya tenido un mayor éxito profesional posterior, cuya aportación más notoria al mundo del cine fue el hecho de ser la mamá de Melanie Griffith), la cual siente el inevitable e irrefrenable deseo de robar. Así mismo ella va adquiriendo distintas personalidades, y sirviéndose de su atractivo físico para conseguir diferentes puestos de trabajo, en los cuales acaba desvalijando la caja fuerte. La chica sigue un modus operandi, después de escapar con el dinero adquirido, adquiere una nueva identidad y sucesivamente continúa mangando (todo un referente para Winona Ryder). Sin embargo su mente es la mar de compleja, estos arrebatos incitadores al hurto más vil, son consecuencia de un aterrador trauma que su mente oculta y que se hace visible cuando un acto que conlleva algo relacionado con el sexo, o con las tonalidades rojas, haciendo que la pobre mujer tenga devastadores ataques de pánico. 

Mark Rutland (Sean Connery) intentará ayudar a Marnie

No podía faltar Hitchcock haciendo su habitual cameo
De que necesita desesperadamente ayuda se da cuenta uno de sus jefes (interpretado por un Sean Connery en plena época Bond), el cual no sólo intentará profundizar en su mente e intentar aplicar luz a la parte oscura del cerebro del chica, sino que además, se enamorará perdidamente de ella. El descubrir los porqués del trauma de Marnie, no será una tarea sencilla y ello contribuirá a desmenuzar un argumento fascinante, desde mi punto de vista, para todo aquél que ame devorar buen cine. ''Marnie'' es increíble se mire por donde se mire (véase preciosa fotografía colorista, una dirección majestuosa, buenísimas actuaciones, preciosa BANDA SONORA de Bernard Herrman -habitual de Hitchcock-,...). En fin veo innecesario extenderme más, la película en su conjunto es una gran virtud en sí misma, es un soberbio regalo al Séptimo Arte, una joya imprescindible y un film con el que quedarse boquiabierto, por ese halo fascinante que desprende, es irremediablemente fácil.  

Curiosidad para los amantes cinéfilos del terror, la niñita ésta tan repelentona es
Kimberly Beck, la futura rival de Jason en ''Viernes 13, parte 4. Último capítulo''

*Como curiosidad; fue muy comentado el hecho de ''Marnie'' iba a suponer el regreso a la pantalla de Grace Kelly, ya princesa de Mónaco, es más Hitchcock, desde un principio pensó en ella -la cual había sido su musa predilecta- para el papel de la propio Marnie. Sin embargo, las negociaciones no llegaron a buen puerto y la casa de Mónaco no vio bien que la princesa Grace participase en una película en que se tratasen temas escabrosos y en la que incluso se intuía la realización de una violación. Debido a la negativa, Hitchcock recurrió por lo tanto a 'Tippi' Hedren, con la que no tenía especialmente una buena relación tras sus desencuentros rodando ''Los pájaros''. Desde mi punto de vista, lo agradezco porque no concibo a nadie mejor haciendo de Marnie.  

El rojo no le sienta nada bien a Marnie

No hay comentarios:

Publicar un comentario