lunes, 14 de septiembre de 2015

Twister (1996) de Jan de Bont



Los protas, Jo (Helen Hunt) y Bill (Bill Paxton)
"Twister" es la típica película que si la ves en el cine te deslumbra e impresiona y que luego pierde vista por televisión. Yo tuve el privilegio de haberla visto en la pantalla grande y salí con una muy grata impresión de la misma. Dirige Jan de Bont, quien ya contaba con un debut plenamente exitoso, ''Speed'', el cual nos ofrece una película cuyo 90% de interés son unos increíbles y espectaculares efectos especiales (puede que a día de hoy, inevitablemente, a causa del avance de las tecnologías, algunos se vean un tanto desfasados, pero en su momento fueron la leche y todavía muchas escenas siguen resultando más que sobresalientes e impresionantes). Su argumento sí que le resta un tanto de calidad, ''Twister'' se centra en la actividad de un grupo de científicos que intenta estudiar el comportamiento de los tornados, para ello digamos, persiguen a estos peligrosísimos fenómenos allá donde se producen. 

Persiguiendo tornados

El personaje de Philip Seymour Hoffman me parece insoportable
Surge la típica trama pseudo-romanticona entre la líder del grupo (interpretada por la posteriormente oscarizada Helen Hunt), traumatizada porque su padre fue absorbido por un tornado siendo ella niña, y su exmarido (Bill Paxton, actor que me encanta, y que considero muy infravalorado), antiguo compañero de profesión de ella, a los que los catastróficos tornados de marras acabarán uniendo nuevamente. En mi opinión lo que más fastidia a la peli es un grupo de secundarios bastante cargantes, y es que la mayoría de ellos son insoportables porque actúan constantemente como si fuesen retardados (en especial el que es interpretado por el fallecido Philip Seymour Hoffman, que de aquélla no era considerado todavía el gran actor de prestigio, cuyo honor adquiriría tiempo después). 

La devastadora fuerza de un F5

Mítica escena de la vaca volando
El guión no es nada del otro mundo, aunque posee detalles ciertamente originales, éste corrió a cargo de Michael Crichton (famoso sobre todo por ser el autor de ''Parque Jurásico'') y por su esposa en ese momento, Anne-Marie Martin (quien, como curiosidad para los amantes del terror, fue quien había interpretado a la malvada y odiosa Wendy, némesis de Jamie Lee Curtis, en el slasher ochentero ''Noche de graduación''). ''Twister'' cosechó un enorme éxito de taquilla (no es de extrañar, produce papi Spielberg, y ya se sabe que todo lo que tocaba este señor se convertía en oro), aunque se llevó la peor parte de cara a la crítica que la pusieron a parir (algo muy habitual en lo referido a blockbusters del estilo). En mi opinión, sí que no es la mejor película del mundo, pero tampoco la peor roña que te puedas encontrar. Es un film en el que, como ya he dicho, predominan los efectos especiales y la pirotecnia visual (trasfondos psicológicos y moralinas baratas están de más, y eso ya debe de ser asimilado por quien aborde su visionado) y desde este punto de vista, la película resulta más que loable y efectiva. Las escenas de los tornados son alucinantes, y líneas generales la peli consigue mantenerte más de hora y media pegado al sillón, pasando un rato entretenido, sin más ni más. 

Atrapados en el ojo del tornado

No hay comentarios:

Publicar un comentario