miércoles, 16 de septiembre de 2015

Expediente Warren (2013) de James Wan

 
 
Los señores Warren (Patrick Wilson y Vera Farmiga),
investigadores de fenómenos paranormales de primera
Que James Wan se ha convertido en la actualidad en todo un nombre dentro del género de terror, en base a que la mayoría de sus productos han dado dinero en taquilla, es incuestionable. Ahora bien, que sus películas no han aportado un mínimo de interés al género (desde el punto de vista argumental), que no ha ideado algo y que ha contribuido a la creación y a la renovación de algo novedoso, eso también es incuestionable, ''Insidious'' ya lo dejó caer y ''Expediente Warren'' lo ha dejado más que comprobado. Y es que aquí tenemos ante nosotros al cuatrigésimo noveno refrito del refrito del refrito en cuanto a materia de terror sobrenatural (encantamientos / exorcismos / posesiones) se ha repetido hasta la saciedad dentro de la historia del cine desde, pongamos como punto de referencia, el estreno de ''El exorcista'' allá por 1973, que ya ha llovido. Desde entonces un buen puñado de plagios, parodias, copias han ido plagando las pantallas de cine como parásitas muestras de escasa originalidad, y ''Expediente Warren'' es una más. 

La fea de cojones de Annabelle, gancho publicitario totalmente desaprovechado

Lili Taylor vuelve a ser víctima de un
encantamiento tras ''The haunting''
Desde mi punto de vista, es una gran pena que haya sido tan exitosa, de verdad lo digo, y que para más inri haya tenido tan buenas críticas, para mí, repito, inexplicables. Que alguien se asuste a día de hoy con los trucajes baratos de los que el señor Wan abusa durante todo el metraje, me parece incomprensible, por supuesto si se han visto con anterioridad películas del estilo, claro. ''Expediente Warren'' no sólo tira de clichés más vistos que el tebeo, hace una mezcla tan apabullante de ellos que al mínimamente experimentado en materia cine de terror, le parecerá constantemente que ya la ha visto y efectivamente, llegado el final, descubrirá que lo que ocurre es lo esperado, sin sorpresas, convirtiéndose el espectáculo en una monótona pérdida de tiempo. Mis expectativas ante la peli no eran muy altas, francamente desde que vi el trailer en la televisión me intuí qué podía ofrecer de interesante (o sea bien poco o nada), todo olía a lo que era realmente, y mis sospechas se vieron corroboradas cuando la vi (afortunadamente sin pagar ni un céntimo por ella). 

Prepararse para el sustito tontorrón y previsible

La señora Warren toda fumada
flipando en colorines con el cacharrito
La película es repetitiva hasta en eso de ofrecer la falsa pantomima de utilizar como gancho publicitario eso de estar ''basada en hechos reales''; me descojono yo si la pirotecnia excesiva del final (con la puñetera ama de la casa poseída y el pintamonas del señor Warren haciéndole el exorcismo de turno, chapurreando de forma ridícula palabrejas en latín, ¡vaya risa por Dios, ni las ''Scary Movies''!) puede tener un mínimo atisbo de realidad, ¿en qué cabeza cabe? En fin, que el film ha sido muy exitoso, muy aclamado y todo lo que se quiera decir de él, pero desde mi punto de vista es un truño de campeonato, un mojón parásito sin personalidad y que bebe descaradamente de un montón de buenos clásicos del terror (véase a puñados; ''Terror en Amityville'', ''Poltergeist'', ''El resplandor'', un larguísimo etcétera) sin ningún tipo de reparo, en pro de contribuir al agotador desgaste del género, exento de un mínimo de innovación. Para encima, utilizó como gancho un personaje de cierto carisma, como es la siniestra muñeca Annabelle (más fea que la novia de Chucky, la cual tuvo su posterior -y repugnante- spin off), la cual no pinta una mierda en el argumento, sin más aparece como mera cuestión testimonial, ¡lastre de campeonato! Si es que es que su titulo debería haber sido ''Expediente Mojón'', le iba más acorde a su bochornoso contenido.

Otra poseída para el lote

No hay comentarios:

Publicar un comentario