viernes, 4 de septiembre de 2015

Mi amigo Flipper (1963) de James B. Clark



El pequeñajo Sandy (Luke Halpin)
En 1963 tuvo lugar la aparición de otro de esos personajes entrañables pertenecientes al reino animal que triunfaron en pantalla. Si ya Lassie lo había petado lo suyo durante los cuarenta en lo referido al reino perruno (sin olvidarnos de Rin Tin Tin), ahora le tocó el turno a un habitante del mar, ese precioso e inteligentísimo delfín llamado Flipper. Así pues ''Mi amigo Flipper'' fue el descubrimiento de dicho personaje, el cual llegó a convertirse en el protagonista no sólo de una secuela al año siguiente, también de una popular serie de televisión y posteriormente, en 1996 de un remake (de ésta, la original) con Elijah Wood a la cabeza del reparto. Bueno, la peli nos cuenta la preciosa historia de amistad entre un niño llamado Sandy (Luke Halpin) y nuestro amigo acuático, Flipper, un delfín al que cuidará después de que éste haya sido herido por el harpón que le lanzó un niñato comemierda e hijo de puta. 

Sandy socorre al pobre Flipper herido

Sandy con su padre Porter (Chuck Connors)
Gracias a la protección de Sandy, Flipper logrará recuperar fuerzas y así el niño querrá quedárselo como mascota, ya que entre ambos surge una relación muy especial (los que amamos a los animales podemos perfectamente entender ese vínculo afectivo que a veces se presenta  entre ellos y nosotros los humanos), a lo cual se opondrá su padre, un rudo pescador (Chuck Connors), al que no le simpatizan precisamente los delfines. La peli es claramente de tono infantil, claramente iba destinada para el disfrute de los más pequeños y como tal, yo tuve la suerte de verla a una temprana edad, y por supuesto, me encantó (era muy típica que la echasen por la tele los veranos, algún fin de semana por la tarde). Tiempo después, la he rememorado y me parece que cumple perfectamente con el cometido para el que fue realizada, no sólo para entretener (cosa que logra), sino también para enseñarnos a amar a los animales a la par de transmitirnos un mensaje naturista. 

Flipper ya está en plena forma

Entre Sandy y Flipper comienza a haber gran conexión
Es curioso porque aquí emerge una paradoja, he leído por ahí que el delfín que hacía de Flipper (tanto en la peli como posteriormente en la serie) en realidad era una hembra llamada Cathy y que según diversas fuentes, acabó muriendo debido al agotamiento sufrido por tanto rodaje, su propio entrenador acabó denunciando la sobre-explotación a la que el animal era sometido y se convirtió en un claro oponente de la utilización de animales en todo tipo de espectáculo (como ya he dicho, paradojicamente). La verdad me produce profunda pena que un hecho así haya tenido lugar tras la filmación de una peli tan entrañable como la que nos ocupa (algo que me recuerda en parte también a la posterior ''Liberad a Willy''), lamentablemente se sigue protestando muy asiduamente contra la exhibición de animales en todo tipo de espectáculos, pero los parques acuáticos, circos y demás, siguen estando a rebosar y los animales son por ende, la atracción más demandada, francamente ante esto no sé si echarme a llorar. 

Sandy discute con su familia sobre Flipper

Afortunadamente en el caso del cine, la ley de protección de los animales se ha hecho más dura y gracias a ello, y al avance de las tecnologías, los pobres son cada vez menos expuestos a la pesadez de un rodaje de elevado nivel de riesgo y saturación. Centrándome en la película en cuestión, en lo personal me parece preciosa (ignoro los hechos que pudieron tener lugar detrás de las cámaras), y creo que todo amante del reino animal, y en especial los más peques, la pueden disfrutar en su justa medida. No es que sea una joya grandiosa, pero no por nada el gran Flipper ha quedado instaurado en el recuerdo colectivo. 

Sandy y Flipper, amigos inseparables

No hay comentarios:

Publicar un comentario