jueves, 14 de enero de 2016

Calvario (2004) de Fabrice Du Welz



Abuelete salido busca esposa...
Durante la década de los dos mil, nos llegó desde Francia un listado de películas de terror muy potentes y gráficas, véase ''Alta tensión'', ''Instinto siniestro'' o ''Martyrs'', lo cual apuntaba que los franchutes estaban pisando fuerte en esto de exportar obras del género intensas y extremas. ''Calvario'' es otro de esos films que según había tenido la ocasión de leer, en determinados sitios web, iba enmarcado dentro de esta oleada (de acuerdo, el país donde se realizó es Bélgica, pero tomaba buen testigo de esa corriente aterradoramente cruenta que estaba generándose en su país vecino). Por ello, la vi con las expectativas muy altas, porque la verdad, el terror galo me dejó muy impresionado en diversas ocasiones y esperaba encontrarme con algo a la altura de estas producciones, pero el desengaño fue masivo. ''Calvario'' es una puta mierda, una oda al aburrimiento y la ridiculez extrema. 

...y este pobre resulta ser la opción más ''apropiada''

Poniendo ''guapa'' a su churri
La cosa va de un pavo que se pierde en medio del bosque, el muy gilipollas y se ve obligado a refugiarse en la casa de un viejo que vive por la zona, completamente solo y aislado en una granja cochambrosa. Hasta aquí tenemos el típico esquema visto en ''La matanza de Texas'' y demás clones, en los que unos pobres incautos se ven enmierdados en un marrón de cojones, a kilómetros de la civilización expuestos a un peligro que les pondrá los huevos por corbata. Pues bien, la ambientación es propicia y el entorno es idóneo para que comience una peli de terror rural a la vieja usanza, pero no, lo que depara es el mayor de los esperpentos escénicos. El viejo resulta que captura al prota y, ¡agarraos!, lo confunde con su difunta mujer. Lo trasviste, le obliga a darle arrumacos y el otro se queda tan pancho soportando las humillaciones del abuelo. 

Ahí bien atrapadito para que no se escape...

La verdad es que no hay por donde cogerla, si el realizador pretendía que nos diese cierta congoja, o algún tipo de miedito psicológico, lo que logró fue que provocase auténtica lástima y risas involuntarias. El final es de traca, cuando parecía que nada podía rozar más el patetismo, va el pavo travestido y le dice al vejestorio que lo ama (faltó el besito en la boca desdentada), en serio, de vergüenza ajena. ''Calvario'' es un mierdón aburrido y sin sentido, no sé de qué manera decirlo más claro.

...aunque en un sitio así, ¿adónde se puede ir?

No hay comentarios:

Publicar un comentario