miércoles, 20 de enero de 2016

Monstruos de piedra (1957) de John Sherwood



¡Cágate lorito, piedras asesinas del espacio!
Un interesantísimo clásico dentro del cine de ciencia ficción de serie B tan típico de los años cincuenta, una monster movie de lo más inusual y original, que a día de hoy se encuentra en un olvido bastante injusto. Lo curioso de la peli es la amenaza que procede del espacio y que fastidia la tranquilidad (como es habitual en estas pelis) al grupete de habitantes de un pueblecito norteamericano (típica estampa también de este cine, muy de la época). Esta amenaza en cuestión no es un monstruo gigantesco mutado, ni unos marcianos feotes que pretenden aniquilar la humanidad, no, se trata de un meteorito que posee la inquietante facultad de ir convirtiendo todo en piedra a su paso. Por lo tanto en cuestión de horas, el pueblo se verá afectado por la posibilidad de acabar petrificado, siendo atacado por un monstón de riscos puntiagudos que proceden del meteorito y que amenazan con ''tragarse'' todo a su paso, sin que nada lo pueda contener. 

Los científicos de turno investigando al enemigo

¡Como crece el jodido meteorito!
En líneas generales el argumento sigue el esquema expuesto por producciones similares, unos personajes descubren una amenaza procedente del espacio, intentan advertir del peligro, algunos la palman por el camino y al final estalla el estado de shock y se procede a una batalla desesperada por la supervivencia contra el invasor. Pero bueno, en este caso ante la originalidad del ''malo'' en cuestión, hay que decir que el film adquiere una cierta personalidad que para mí, la hace destacar con respecto a otros más típicos, los cuales suelen presentar como enemigo a un típico actor enfundado en un traje de goma pretendiendo parecer un amenazante monstruo o extraterrestre la mar de peligroso. Destacar que el prota es Grant Williams, quien ese mismo año también hizo el clasicazo ''El increíble hombre menguante'' y unos efectos especiales que si bien, se nota que han quedado lógicamente desfasados por el paso del tiempo, cumplen la mar de bien y resultan muy efectivos teniendo en cuenta la clase de producción que es. Sin más, me parece una curiosa joya a redescubrir y más teniendo en cuenta su escueta repercusión, sin duda es un film con el que todo amante de la ciencia ficción de la época puede disfrutar lo suyo.

Las piedras mutantes amenazan a la humanidad

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada