viernes, 1 de enero de 2016

Star Wars, episodio VII. El despertar de la fuerza (2015) de J. J. Abrams



La esencia malvada de Darth Vader sigue viva
Simplemente diré que éste era el mejor de los regresos que se podría llegar a esperar de la mitiquísima saga de ''Star Wars'' (o sea ''La guerra de las galaxias'' de toda la vida de Dios, respetando la tradición hispana). Mucho tiempo se habló acerca de la posibilidad de continuar la historia después de los hechos acontecidos en la genial ''El retorno del jedi'', pero la productora de su creador George Lucas pasó por ciertos apuros y entre que si se llevaba a cabo una idea pensada para un guión de como acontecería esta nueva entrega, entre que si el propio Lucas le vendió los derechos de su franquicia a la Disney y demás historias, el proyecto quedó un poco en agua de borrajas, hasta justo este año pasado y la verdad, desde mi punto de vista ¡chapó por el resultado! Lo cierto es que no se echó de menos la mano del propio George Lucas para nada, el señor J. J. Abrams, quien fue el responsable de esa maravillosa película llamada ''Súper 8'' -el homenaje más agradecido que los ochenteros pudimos tener en esta década actual- se encargó muy bien de hilar los hilos argumentales y ser fiel al espíritu de la saga original. 

El nuevo malvado, Kylo Ren, se las trae

El nuevo simpático robot, BB-8
Y es que si hay algo que desde mi punto de vista, se le puede señalar como gran acierto a ''El despertar de la fuerza'', es el recuperar la esencia de la trilogía clásica, ya no sólo por el hecho de mantener a los tres actores protagonistas (haciendo de sus respectivos míticos personajes), sino porque se procuró mantener ese ''algo'' desde el punto de vista escénico, que ebocaba a lo retro, dentro de la técnica moderna actual (cosa que Abrams supo configurar en la propia ''Súper 8''), lo cual resulta exquisito. He leído muchas críticas que le achacan negatividad a esta nueva película, porque la acusan de ser una especie de remake encubierto de la original ''La guerra de las galaxias'' de 1977, lo cual me parece una soberana gilipollez. Es obvio que hay muchos puntos en común, pero a ver ¿es lógico no?, en ello radica el poseer el espíritu fiel de lo que se está haciendo. 

Los nuevos protas, Rey (Daisy Ridley) y Finn (John Boyega) huyendo del peligro

Han Solo (Harrison Ford) y Chewbacca vuelven a la carga
Es más, el propio George Lucas ha echado pestes contra el resultado de este nuevo episodio, en mi opinión estará un tanto quemado porque su franquicia no sólo puede seguir dando frutos excelentes sin él, sino que encima el resultado ha sido infinitamente mejor que su flojucha trilogía ''nueva'', a la cual este episodio 7, deja en pañales literalmente. ''El despertar de la fuerza'' es más adulta, más sombría, más fatalista (es un poco como ''El imperio contraataca''), posee momentos increíbles de gran fuerza visual (con unos efectos especiales que son la hostia, ¡como para no, con el presupuestazo empleado!), una historia conmovedora que sabe recuperar momentos nostálgicos para todo fan de la saga (en especial de la original), añade elementos nuevos combinados con otros ya de sobra conocido y ese trabajo en líneas generales es más que satisfactorio. 

El Halcón Milenario vuelve a levantar el vuelo

Una nueva y agresiva dictadura se cierne sobre la galaxia
Los personajes clásicos retornan con fuerza, el de más peso en esta ocasión es Han Solo (un Harrison Ford en forma a pesar de sus canas), el cual nos brindará el momento cumbre de la peli, sin obviar a Leia (una botoxeadísima Carrie Fisher) y a un Luke (Mark Hamill bastante más achacoso), que si bien tiene una aparición de escasísima duración, es determinante y crucial. Los nuevos también están muy bien desarrollados y el casting resulta convincente y muy correcto, merece la pena destacarse al nuevo villano, Kylo Ren (Adam Driver), el sustituto oficial de Darth Vader, el cual no le tiene nada que envidiar en maldad al que era su abuelo. En resumidas cuentas ''El despertar de la fuerza'' me ha parecido una experiencia fascinante, el reencuentro con una saga cumbre en la ciencia ficción muy denostada por una triste trilogía que había manchado un poco su magno nombre dentro de la historia del cine, pero que ha retomado poder sin ninguna duda y que con todo merecimiento se ha convertido en la película más taquillera del año, ¡un éxito que promete seguir dando buenas sorpresas! Ha sido un enorme placer volver a tomar contacto con la fuerza, la cual sigue imparable e inagotable casi cuarenta años de haber hecho su aparición por el universo cinematográfico.

Leia (Carrie Fisher) con exceso de bótox

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada