martes, 19 de enero de 2016

Invasores de Marte (1986) de Tobe Hooper



¡Que vienen los marcianos!
Remake de ''Invasores de Marte'' de 1953, dirigido por nada más y nada menos que por Tobe Hooper, artífice de ''La matanza de Texas'' y de ''Poltergeist'' (bueno, en ésta al menos, acreditado como tal, ya sabemos que la mano de Spielberg anduvo detrás). Básicamente nos cuentan la misma historia que en la original, un niño es testigo de una invasión alienígena y se dará cuenta de que como resultado de esto, los humanos que le rodean estarán sometidos bajo el control de los aliens cabrones. En su desesperada lucha por avisar del peligro acabará llamando la atención del ejército que se presentará ipso facto en el pueblo del chaval, con la intención de acabar con estos peligrosísimos invasores, de aspecto la mar de tenebroso y perverso. A ver, este remake se llevó más palos que alavanzas y la verdad, me parece injusto. 

La siniestra señora McKeltch (Louise Fletcher)

Huyendo del peligro
No es un clásico, no es excepcional ni estará a la altura de por ejemplo los otros dos magnos clásicos ya mencionados de Hooper, pero tampoco me parece una mierda nauseabunda como en determinadas críticas he llegado a leer. Suele comparársela muy habitualmente con la peli original, en detrimento suyo, porque la de los cincuenta se consideró un clásico de culto y se ha tendido a infravalorizar este remake ochentero, en mi opinión aquí se acertó de pleno a la hora de hacer una historia más seria y un tanto más siniestra (digamos que huyeron del infantilismo un tanto ridículo y más risible de la peli original). Sí es cierto que el film falla en muchos aspectos, Dan O'Bannon (responsable de los libretos de ''Alien'' y ''Desafío total'') no anduvo tan acertado a la hora de componer una historia más decente, la peli empieza bien, se muestra interesante, las correrías del niño para huir de su diabólica profesora (la ganadora del Oscar por ''Alguien voló sobre el nido del cuco'', Louise Fletcher) bajo el influjo de los aliens, y su pertinente lucho por avisar a todos de la terrible realidad, toda esa parte del film está bien desarrollada. 

Los acojonantes aliens invasores

El ejército toma cartas en el asunto
Pero luego entra el ejército y la cosa se desinfla un poco, y la batalla contra los aliens como se queda rancia y descafeinada. Eso sí, hay que decir que los bichos molan mucho, su aspectos es bestial y los efectos especiales (de Stan Winston) están muy currados y muy bien elaborados (mucho mejor que la mierduca de los hombre vestidos con trapos verdes de la original), pero sí que no se les saca partido, resultan herméticos, no dan de sí todo lo que cabría esperar, por lo tanto la peli se muestra excesivamente rancia en su tramo final. Como pieza ochentera puede resultar nostálgica, además sale Karen Black que a mí personalmente siempre fue una actriz que me gustó mucho y que cumple de nuevo como buena scream queen que siempre demostró ser, pero sí es cierto que le falta vida a este remake lo cual fue una inevitable consecuencia de que fuese un rotundo fracaso y además, definitivo para que la carrera de Tobe Hooper (que se hacía bastante interesante y prometedora) fuese a menos cada vez más hasta el punto de relegarlo a hacer cutres telefilms de tres al cuarto y películas de calidad paupérrima. 

En el interior de la guarida de los invasores

En fin, como curiosidad y como mero film de entretenimiento para amantes de los ochenta, lo recomiendo, pero no es nada del otro mundo ni muchísimo menos, eso sí, a día de hoy se hacen mierdas muchísimo más grandes e infumables.

El cerebro de los marcianos

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada