martes, 12 de enero de 2016

Dentro del laberinto (1986) de Jim Henson



La joven Sarah (Jennifer Connelly) vivirá una fantástica aventura
Bueno aquí va mi homenaje personal a ese icono pop que fue David Bowie, recientemente fallecido a los 69 años. No es que fuese un fan acérrimo del señor Bowie, pero ¡joder!, el tipo fue lo suficientemente representativo e importante como figura del espectáculo como para merecerse su recordatorio correspondiente. Así que, teniendo en cuenta el momento, aquí le dedico unas palabritas a esta nostálgica y bonita película de fantasía. ''Dentro del laberinto'' es un film (estilo ''La historia interminable'' u ''Oz, un mundo fantástico'', dirigido por Jim Henson (creador de ''Los Teleñecos'') y producido por George Lucas, la combinación no obstante no hizo su efecto y la peli se pegó una hostia en taquilla de la leche, siendo un fracaso. 

Simpáticas criaturitas

El rey Jareth (David Bowie)
R.I.P. (1947 - 2016)
Una pena porque el film es precioso, quizás demasiado infantil para mi gusto, pero lleno de buenas intenciones y cargado de total emotividad. Lo protagoniza una jovencísima Jennifer Connelly (la cual ya había tenido un papel protagonista en la joyita de Dario Argento, ''Phenomena''), la cual hace de una joven de desbordante imaginación, la cual se adentra en un mundo mágico repleto de extrañas criaturitas (entrañables marionetas), para rescatar a su hermanito pequeño, el cual ha sido secuestrado por unos duendes perversos, que cumplen órdenes del malvado rey Jareth (el propio David Bowie, vestido como una drag queen muy carnavalesca). La muchacha vivirá un sin fin de aventuras, en la que no faltarán incluso hasta numeritos musicales (un poco, vamos a decirlo, innecesarios), componiendo una historia que resulta un poco híbrido entre ''El mago de Oz'' y ''Alicia en el país de las maravillas'', salvando las distancias. 
 
Dentro del laberinto todo puede ser posible

El film visualmente es increíble, deslumbrante, con unos decorados espectaculares y una puesta en escena magna, es ameno y entretenido, aunque como ya dije, no fue precisamente boyante en lo referido a su recaudación. Desde mi punto de vista, es una peli bonita aunque tan infantilona que a veces peca un poco de tontorrona (sobre todo en determinados momentos), no obstante, ha logrado merecidamente un merecido estatus de clásico y como joyita ochentera digna de rememorar.

Sarah con sus compañeros de aventuras

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada